Imagen de Anónimo

Login


Chepe Rock 2016: ¡Lo hizo de nuevo!

La segunda edición del festival Chepe Rock nos trajo variedad, color y una impresionante convocatoria.

Desde tempranito se reportaron más de 3000 personas a la Plaza de la Democracia en la capital y no fue para menos: las bandas que abrieron el show no dejaron a nadie sentado. Aunque faltaba mucho espectáculo por delante, la gente entregó al baile y no habíamos llegado ni al mediodía. Al igual que el año pasado, la lluvia se hizo presente y el público de nuevo fue la maravilla del festival: miles bailaron al ritmo de Corto Circuito, Dr. Kyma y Sin Kareta, las jóvenes agrupaciones ganadoras de la competencia que se llevó a cabo previa al festival.

Estas bandas dieron paso a bandas más consolidadas en la escena local: The Movement in Codes, El Guato y Entrelíneas, quienes tal vez fueron la banda más contrastante de la fecha. Si la edición anterior nos trajo diversidad musical, la 2016 aportó aún más colores a la alineación, al mezclar bandas de rock alternativo, ska punk, indie dance y pop sin buscar algún orden particular o alguna aproximación más allá de pasarla bien y descubrir bandas que no conocíamos. Objetivo logrado.

Ariza, percusionista de SonámbuloAriza, percusionista de Sonámbulo. Foto: David Chacón

Desde Guatemala se anunció la participación de Malacates Trébol Shop; muchas personas estaban al tanto de esa presentación. Los hermanos centroamericanos causaron tal impresión que no quedó un alma en su sitio, la joven audiencia saltaba con manos en el aire, dando gritos y tratando de aprenderse las canciones mientras se repetían los coros, pues para muchos la música de los malacates era algo realmente nuevo. Todo el mundo apuntadísimo.

Nos distrajimos un toque del concierto para ir a hablar con los muchachos de Sonámbulo quienes celebran por estas fechas su décimo aniversario, y logramos que Ariza nos contara en medio de los preparativos de su presentación, sobre la historia de la banda y lo que este festival representa para él. “Sonámbulo existe desde los noventas, desde que participábamos en manifestaciones con la gente, en las calles. Cumplimos diez años este año, pero el sentir es como de veinte años juntos callejeando. Para nosotros Chepe Rock es celebrar lo josefino, pues somos de acá. Nosotros lo sentimos como 'Sonámbulo frente a su público' y la gente responde muy tuanis a nuestras presentaciones, se siente bien tocar frente a un público que conoce nuestras canciones y las baila sin pensarlo mucho, es volver a la calle donde empezó todo.

El turno llegó de entrevistar a los colombianos de Doctor Krápula, quienes contando el festival se presentaron en nuestro país por cuarta vez. Su vocalista Mario Muñoz nos expresó su aprecio: “Creemos que hay una larga y fuerte conexión entre Costa Rica y Colombia. Estamos tan cerca y en algún momento de la historia fuimos una sola gran nación y lo que queda es seguir tejiendo ese puente que la política rompió y el arte siempre mantendrá unido. Definitivamente lo mejor de venir a acá es el paisaje tan verde, la gente tan despierta y tan pensante en cuidar el patrimonio. Con Costa Rica, no nos imaginábamos al principio que nuestra música llegara a este país, pero sabemos que la música siempre se expande.

Mario Muñoz canta en medio de un llenazo al ritmo de sus compañeros de Doctor KrápulaMario Muñoz canta en medio de un llenazo al ritmo de sus compañeros de Doctor Krápula

El colombiano nos explicó que en su país el movimiento artístico en pro de la recuperación de los ríos ha sido apoyado por luminarias de la talla de Aterciopelados, Manu Chao y, claro está, por estos talentosos rockeros. Sobre esto Mario se lamenta: “Aún cuando hay un gran movimiento artístico en favor de la Colombia que queremos, hay aún más inversión de la empresa privada para silenciar nuestros esfuerzos. La función del arte es crear conciencia y despertar a la gente que tenemos que ponernos pilas y así lograr un cambio más relevante que el que estamos propiciando. Nosotros como banda buscamos ser radicales, sin ser discurseros, la realidad se construye tratando bien a la gente que te rodea. No puedes hablar de paz si eres un patán con la gente que te rodea. No puedes hablar del planeta si te importa menos que un carajo tu consumo irresponsable. Se trata de menos palabras y más acciones en la vida de uno mismo, para empezar.

De paso el colombiano nos recomendó que escuchemos la banda cafetera Diamante Eléctrico con quienes han compartido escenario y a quienes guardan gran aprecio.

Kadeho puso sus canciones para nunca olvidar. De paso nos contaron que trabajan en temas nuevos que presentarán oportunamente a su público. Foto: David Chacón.Kadeho puso sus canciones para nunca olvidar. De paso nos contaron que trabajan en temas nuevos que presentarán oportunamente a su público. Foto: David Chacón.

El año pasado, durante la primera edición, los muchachos de Percance experimentaron por primera vez hacerse cargo de un festival. Le pregunté a Mauricio Luconi sobre el aprendizaje y el crecimiento durante esta segunda edición y nos contó: “Vamos aprendiendo. El año pasado Los Caligaris casi se nos quedan en Colombia por un altercado en logística. Lo más chuzo es que ya conocemos mejor el 'teje y maneje', tenemos más conocimient. Queremos generar mucho intercambio con bandas de afuera y al mismo tiempo con la escena local. Como el concierto es gratis, es muy difícil lograr que vengan bandas. Este es un evento que nace de la amistad, las bandas internacionales vienen porque nosotros también vamos a los países de ellos a tocar en sus shows, así todos tenemos un acercamiento con las diferentes audiencias.

Sobre incluir actos de otros géneros, Mauricio aclara: “No nos hemos cerrado a ningún género; todo se basa en nuestros contactos, que mayormente incluyen bandas de ska con las que hemos compartido escenario. Hemos tratado de meter bandas diversas, de reggae, de rock alternativo. Soñamos con hacer de este evento algo más grande, por ejemplo en México vimos el Festival Machaca, donde tienen dos escenarios y mientras uno toca, el otro va montando; eso nos daría más movilidad y daría chance a más bandas de tocar. Para nosotros el objetivo primordial es seguir haciendo el festival año con año y ojalá lograr que se vaya posicionando en Latinoamérica para que ya no haya tanto que buscar las bandas, sino que las diferentes propuestas artísticas latinas se acerquen a Costa Rica a presentar sus trabajos. ¡Que se dé cuenta el continente que tenemos una buena audiencia para presentarse y tener un contacto real con nuestra gente!

Más de 10.000 personas se reunieron en la Plaza de la Democracia a bailar y cantar; la lluvia no detuvo la fiesta. Foto: David Chacón grafía.Más de 10.000 personas se reunieron en la Plaza de la Democracia a bailar y cantar; la lluvia no detuvo la fiesta. Foto: David Chacón
Kapanga realizó un despliegue fuera de lo esperado. Su show desató una gran descarga al caer la noche. Foto: David ChacónKapanga realizó un despliegue fuera de lo esperado. Su show desató una gran descarga al caer la noche. Foto: David Chacón
Guatemala, Argentina, Colombia y Costa Rica unidas por la música: eso es Chepe Rock. Foto: David ChacónGuatemala, Argentina, Colombia y Costa Rica unidas por la música: eso es Chepe Rock. Foto: David Chacón

Tuve la oportunidad de reunirme con los argentinos de Kapanga días antes del concierto y hablamos de su espectáculo, que lejos de quedarse en cumbia villera, valsecito criollo y milongas, puso a la gente a sudar, y dio hasta para formar una muralla de la muerte en el slam, todo esto sin causar heridas a los presentes.

La cosa se volvió una fiesta tal que nunca se paró el baile. Los argentinos estaban listos para dejarle en claro a los ticos que no les habían escuchado qué es Kapanga y cómo se disfruta en un show muy profesional cargado de momentos inolvidables en el cual dieron espacio a ciertas rarezas que no todos los días se ven. Un espectáculo poco obvio lleno de desenfreno e irreverencia.

Así fue como llegamos al final del evento. Los organizadores del show dieron fe de sus cualidades a su audiencia —de más de 10.000 personas— que pudo disfrutar, al cierre, del momento más emotivo de la noche: los costarricenses invitaron a todos los músicos presentes que estaban todavía en el backstage o en la zona de prensa a interpretar “La guitarra” de Los Auténticos Decadentes. Así fue como obtuvimos esta fotografía que resume una vez más el gran logro que se alcanzó culturalmente: gente de Guatemala, Argentina, Colombia y Costa Rica en un mismo escenario, en un mismo corazón olvidando lo que nos hace diferentes, enseñando a las nuevas generaciones, compartiendo por el amor a la música, sin violencia, todos cerca, abrazados y felices. La esencia del festival expresada en una toma.

El gran cierre del Chepe Rock 2016: ¿una invitación para que Los Auténticos Decadentes vengan el próximo año? Foto: David ChacónEl gran cierre del Chepe Rock 2016: ¿una invitación para que Los Auténticos Decadentes vengan el próximo año? Foto: David Chacón
Fabián Zúñiga — Escribe sobre música, conciertos y cosas que hacen latir rápido/lento el corazón. Twitter @fabigoandbe. Facebook: /fabigocr. Hagamos cosas increíbles.
11055 lecturas