Imagen de Anónimo

Login


Lo mejor del 2014 en el rock costarricense

Vuelve la mula al trigo.

Lo primero, un ajuste de timón. A pesar de contar con los mismos 10 jurados de los últimos diez años, decidimos incluir a más de 30 de nuestros colaboradores más cercanos en la votación (gracias a las maravillas de Facebook), de modo tal que los resultados fueron mucho más democráticos ¡e intensos!

La disputa entre Patterns y 424 por el título de artista del año duró días; entraban votos por uno y por el otro y con sobrados motivos: ambas bandas dieron una lección magistral de hasta dónde se puede llegar cuando un proyecto musical une talento con disciplina y trabajo.

El comeback de Patterns en cuestión de semanas tras anunciar un cambio en la voz principal no solo nos botó a todos de la silla, quedó para la historia como un caso de estudio de cómo trabajar con otro estándar de profesionalismo. No solo fue un ajuste veloz, fue realmente exitoso.

Por su lado, 424 disfrutó de un año redondo que incluyó un video espectacular, un EP en vivo impecable y una serie de conquistas fuera del país que ya Adrián detallará más adelante (y que a su vez abrieron nuevas puertas a un 2015 muy prometedor). 

Algo importante de apuntar: ambas bandas le sacaron (y siguen sacando) un productivo kilometraje a su disco debut, demostrando la importancia de rendir un trabajo y no dejarlo abandonado tras su lanzamiento. Para terminar de hacerla: se espera que los dos grupos presenten nuevo material en el 2015, así que no cabe duda de que seguirán cosechando éxitos y consolidándose como dos de los referentes más notables de la movida local.

Esta lista, por supuesto, va mucho más allá de 424 y Patterns. Más de 50 bandas entraron a la fase de prenominación, recordándonos una vez más que en Costa Rica no solo hay cantidad (hablamos de cientos de grupos en total), sino también calidad, tanto en campamentos más que consagrados como el de Las RobertasSonámbulo, The Movement in Codes y el de Florian Droids como en el de nuevos referentes como Los WaldnersLa Versión Extendida de las Cosas, Glaciar y Atlas.

Méritos para incluir a muchos otros proyectos sobraban, no cabe duda: ¡hay mucho muy bueno! Esto es solo una fotografía de lo que más le llamó la atención a nuestra redacción, de la cual, como saben, pueden pasar a formar parte cuando así lo deseen. Queda también abierta la invitación a que compartan con nosotros sus propias listas de lo que a ustedes les pareció lo más destacado del año en los comentarios. Este recuento no es (y nunca ha pretendido serlo) definitivo. Es nuestra lista, nada más.

Tomen nota: este año también incluimos el premio del público, de modo tal que nuestros seguidores en Facebook pudieron votar y elegir su favorito en cada categoría. Smile

— Diego Delfino.

Canción del Año

Sonámbulo Psicotropical – “Luz”

Sonámbulo Luz

Hay adagios tan sencillos que cuando uno los conoce se siente como un tarado por no haberlos maquinado antes. "Si la noche está oscura, prendo la luz" es uno de ellos, y es uno que podría tener decenas de significados para múltiples contextos. Cuando el Cuba lo canta, en la segunda y última parte de Luz, en el mundo de quien lo escucha no hay depresión, no hay guerra, no hay hambre, no hay tensión; hay saltos y gritos al aire. "¡Prendo, prendo, prendo la luz!", repite el Cuba, y uno no puede evitar un ascenso del espíritu. Pero para que un adagio de tal magnitud cause efecto en el receptor, es necesario que se construya el camino que lleva a ese momento.

El trecho se erige durante la primera mitad del tema, en la que Daniel Cuenca modula algunas de sus más metafísicas estrofas inspirado en el embarazo y el nacimiento, y alumbrando partes del alma que los científicos aún no han logrado explicar. Al mismo tiempo, la banda musicaliza su poema con un elegante arreglo que –como estila procurar Sonámbulo– sumerge al escucha en un trance que lo hace ondularse suavecito por el suelo. Con una melodía que se roba partes de Canto Siboney (de Ernesto Lecuona), la primera parte de Luz es la razón por la que el adagio que canta Cuba perfora el corazón; es el cimiento de una celebración a los momentos trascendentales de la vida.

Durante nueve minutos y medio "Luz" es un faro, es un monumento, es un palacio sonoro que pone a las tonalidades en contacto con sus contrapartes; de lo oscuro a lo claro, la forma en la que el adagio nos somete podría ser más eficaz que muchos libros de autoayuda o varios de esos artículos de superación personal que los medios de comunicación nos quieren empotrar en la garganta. Nueve minutos y medio que son plegaria y gratitud; nueve minutos y medio en los que hasta el agnóstico entiende que la espiritualidad no es necesariamente religión, sino ese ininteligible instante en el que recordamos que nuestros átomos están enchufados invisiblemente con el resto del universo.

"Luz" es la canción del año para 89decibeles porque Sonámbulo la incluyó en Psicosonorama, su segundo disco, pero para quienes la conocimos desde que empezó a dar vueltas en los conciertos de la banda es la canción de la vida, y como tal no tiene fecha de nacimiento ni fecha de expiración. Quienes hemos logrado sumergirnos en la atmósfera que la pieza instaura, ya la sabemos por lo que es: un amuleto que estará presente en las buenas y en las malas; un artilugio confeccionado para transformar el aire en cualquiera que sea la situación.

— Alessandro Solís

Nominadas:

  • Ella Usaba Vestidos - Los Waldners
  • Burning Man - Patterns
  • Open Sky - The Movement in Codes
  • Dónde Vamos - Cocofunka & Betabom
  • Luz - Sonámbulo Psicotropical

Premio del público: The Movement in Codes - Open Sky

"Open Sky" es desde ya un nuevo clásico dentro de la notable galeta de temas memorables que The Movement in Codes ha dejado en su carrera. TMiC es, sin lugar a dudas, uno de los referentes por excelencia del rock nacional, más allá de que nuestro querido Marcos acuse los más exóticos orígenes: su música (y la de sus muchachos) es "nuestra". Basta con disfrutar del maravilloso video que acompaña este tema para recordarlo.

El aporte de Monnerat como músico y productor durante la única década lo convierte en una de las criaturas imprescindibles de la escena, un pilar al que nuestra música mucho le debe. Con este tema, nos lo recuerda una vez más. La nostalgia inherente al sonido de Movement alcanza otro nivel en este inusual experimento musical que ve al grupo alejándose de sus distorciones usuales para recostarse, solo por un momento, en un oleaje acústico, mucho más íntimo y, ¿por qué no?, doloroso. Pero, tal y como lo hiciera tanto tiempo atrás con "Dirty Rainbows", Marcos logra construir un instante de dolor que reivindica y que fortalece. La angustia existencial (casi que la marca de la casa en su caso) está ahí, como siempre, sembrada en las letras... pero ese inevitable efecto de esperanza y brillo, también. 

Pocos grupos consiguen con tal maestría conmover y emocionar a sus seguidores a partir de un tema brillante, honesto e impecable por donde se lo vea. "I tried my whole life to make it, why'd I always have to break it?", canta el hombre. Lo que no sabe, quizá, es que incluso cuando la quebramos, lo logramos. Él (y su banda) son prueba de ello.

— Diego Delfino.

 

EP del Año

Atlas – Atlas

Ep Atlas

Atlas fue una de las grandes sorpresas en el rock nacional este año. El cuarteto de Barva de Heredia se formó desde el 2012, pero a oídos nuestros llegó hasta junio de este año, cuando lanzaron su EP debut homónimo.

Atlas es un recorrido por riffs, texturas y ambientes que desde la primera pieza cautivan a cualquier fan del rock instrumental. El EP fue grabado en directo (la banda describe la grabación como un demo; a nosotros nos suena suficientemente bueno para decirle EP y meterlo en esta lista). Esto por un lado hace que el sonido sea más crudo (lo cual siempre tiene sus pros y contras, ambos evidentes en esta producción) pero a la vez saca a relucir el talento y la talladez (¿?) de los cuatro músicos juntos, tocando en vivo.

El EP se desarrolla hacia el extremo pesado del post-rock; incorpora algunos elementos ambientales, pero se apoya más en riffs, guitarras y bajos distorsionados y una batería frenética. Así, crean una base poderosa sobre la cual exploran distintas posibilidades sónicas: unas veces con líneas de guitarra elaboradas (“Eclipse”); otras con pasajes más crudos e intensos (“I-K”); otras con progresiones llenas de emoción, casi épicas (“Crescendo”).

Si Atlas es un demo, quedamos extremadamente ansiosos por escuchar qué podría hacer la banda con una producción más elaborada. Dicho esto, el EP es un gran trabajo en sí solo; nuestro favorito del año. Si siguen trabajando fuerte, Atlas podría seguir los pasos de otros como Zópilot! y Niño Koi, y fácilmente convertirse en el próximo gran grupo de rock instrumental nacional.

— Adrián Pauly.

Nominados:

  • Nightmare - Lasciate Ogni Speranza, Voi Ch'entrate
  • Overseas - Hardships
  • The Tovver - The Tovver
  • 424 - Vivos
  • Atlas - Atlas

Premio del público: Overseas - Hardships

Hardships es un EP que casi no llegó a existir. Después de su debut a finales de 2012, Overseas pasó por severas turbulencias; al punto de que declararon desintegrado al grupo. Pero decidieron darle una segunda oportunidad; reagruparon a la banda, realizaron un par de cambios y regresaron al estudio.

El resultado es un álbum más calmado, introspectivo, y en cierta medida más elaborado que su trabajo anterior. Mezclan rock con punk y emo en una colección compacta de seis canciones que si bien no derrochan innovación, son consistentemente buenas, merecedoras de repetidas escuchadas. La decisión de regresar fue acertada: gracias a este EP, Overseas cosechó una gira en Canadá y así cerró un exitoso 2014.

— Adrián Pauly.

 

LP del Año 

Sonámbulo Psicotropical – Psicosonorama

Psiconorama

Por ahí del mes de junio Alessandro Solís y yo salimos a fumar y el hombre se mandó violento: ¿Qué mop, todavía lo emociona el nuevo disco de Sonámbulo? Sin más, le dije que ya me parecía más una ilusión que otra cosa y que estaba convencido de que A Puro Peluche iba a ser una joyita solitaria. Estaba muy al tanto de todos los contratiempos que había enfrentado el grupo y me temía que hubieran perdido el momentum, las ganas, qué se yo... imbécil que es uno. De pronto, también, le había dado ya un status demasiado alto al disco debut. Me parecía una gesta de algún modo irrepetible.

No podría haber estado más equivocado. Psicosonorama es a Sonámbulo lo que el Re fue a Café Tacvba: un segundo disco no solo superior al primero (que ya es mucho decir), sino una joya parteaguas, un álbum universal, un antes y un después para su escena, nuestra escena. Esta es la mejor forma de decirle al mundo qué es lo que está pasando aquí y de celebrar a nuestro país y todo lo que encierra (incluyendo esa sabrosa mezcla de culturas, vivencias y nacionalidades). 

No viene al caso repetir lo que ya se ha dicho, contar la historia. Los propios muchachos lo dicen: esto va más allá de lo que en su momento crearon aquella sesiones privadas de los Magos del Tiempo que dieron origen a la bestia. ¿Para qué ponerse a inventar lo que ya está inventado? cantan, en "El último Bikitin", tema que, junto a "Manifiesto" dice todo lo que necesitamos saber sobre su música, su ideología y su norte. 

Entonces ¿qué voy a decir que no se haya dicho ya? ¿De qué sirve enumerar todos los ritmos que abarca este viaje espacial al que nos invitó Sonámbulo? Esto, simplemente, no se puede poner en palabras. Se queda uno corto y solo se entiende cuando se vive, no solo escuchando la obra, ¡bailándola! Porque solo estando en el ojo del huracán se comprende cuál es su verdadero alcance: bajo el hechizo de Sonámbulo, todos, todas, somos uno. Se sacuden de repente todas las etiquetas que nos hemos inventado para alienarnos y de golpe, nos abrazamos como lo que somos, criaturas finitas entregadas a una comunión espiritual.

En el sitio del grupo se advierte que el Psicosonorama es un viaje hacia el punto G de la imaginación. Llevan toda la razón. ¿Quién querría privarse de una experiencia así? Nadie. Todo lo que queda es dar las gracias.

— Diego Delfino.

Nominadas:

  • Eclipse Total del Corazón - Los Waldners
  • Days Unmade - Las Robertas
  • Osos de Agua - Florian Droids
  • La Versión Extendida de las Cosas - La Versión Extendida de las Cosas
  • Psicosonorama - Sonámbulo Psicotropical

Premio del público: Sonámbulo Psicotropical - Psicosonorama

¿Qué más se puede decir? Mejor que lo digan ellos.

 

Concierto del Año

Festival Música Claro

Claro Music 2014

Fotografía de Roberto D'Ambrossio

Hay que abrir los ojos y terminar de aceptarlo (de buena gana): la música nacional es un vehículo promocional. Concursos, promociones (y recientemente la imagen y la música de los artistas locales) han servido desde siempre para conectar a marcas con su audiencia. Los grandes ganadores son los artistas y su público, siempre necesitados de más y más canales de difusión y conexión.

Este 2014 consolidó a Claro como una marca con un compromiso palpable con la música nacional. Aparte de su plataforma digital con el Top 10 (Primero Música Claro, ahora Suena.CR) y de varios conciertos hacia el final del año, fue el Festival Nacional de Música Claro el que ofreció un espectáculo realmente memorable en la Sabana.

Aproximadamente 12mil personas asistieron y disfrutaron de presentaciones de Xiomara, Fuerza Dread, Patterns, Alphabetics, Debi Nova, 424, Cocofunka, Gandhi y Malpaís. Recibieron, gratis, un montaje de primera, un escenario de grandes magnitudes, organización de primer nivel y un sonido potente, aprovechado por artistas y un público agradecido que saltó y vibró es una jornada que todavía hoy, meses después, tiene muy presente.

La velada fue calentando conforme pasaban las horas y llevó a la audiencia por diferentes estados de emoción en un cálido día de verano. Particularmente memorables fueron las presentaciones de Patterns y 424 quienes mostraron porque destacaron como los artistas más relevantes del 2014. Cocofunka, Gandhi y por supuesto Malpaís emocionaron a la multitud como suelen hacerlo y fue este festival el debut de una Debi Nova que ofrecía por primera vez un concierto en Costa Rica después del lanzamiento de varios sencillos de su disco Soy.

Como dijo Ile Camacho: "Fueron cerca de 10 horas de pura música nacional con un cartel de lujo". Eso no se ve todos los días, razón por la cual este concierto recibió no solo el premio del jurado de 89decibeles, sino también el del público.

— Diego Delfino

Nominados:

  • Passiflora en el Teatro Nacional
  • Despedida de Michelle González - Patterns
  • Despedida de Andrea SanGil - Los Waldners, Monte y Crypy
  • Festival Música Claro
  • Presentación del Psicosonorama - Sonámbulo

Premio del público: Festival Música Claro

El público no se lo pensó mucho y el Festival Música Claro ganó esta categoría, sobrado.

Las imágenes hablan.

 

Portada del Año

Sonámbulo Psicotropical – Psicosonorama

ITHOTW

De la misma manera que los afiches, las portadas de los álbumes son vitales en el proyecto artístico de los músicos. Es parte de su identidad, de la imagen que construyen hacia el público, es lo que da una forma material al sonido. Un escucha puede sacar conclusiones de la música con solo ver el arte; puede sentirse llamado por éste, o repelido. Y es en el nivel más básico de la existencia, en esas conexiones inmediatas, donde reside también la capacidad de las personas de relacionarse con la música; los amores a primera vista u oída que pensamos que no existían. Un buen arte quizá no obliga a una compra, pero ciertamente planta una semilla.

En el caso de Sonámbulo, la semilla ya no necesita ser plantada. Son, hoy por hoy, uno de los actos más relevantes y gustados dentro del medio costarricense y el solo hecho de mostrar el famoso sombrero de paja en la portada causa suficiente sensación. Pero sería iluso pensar que un proyecto tan grande como el que nos dio esa portada actúa por complacencia, o que el producto final salió fácil.

El arte fue elaborado por David Ésm (Estudio Ésm) producto de una colaboración creativa con algunos de los Sonámbulos: Tito Fuentes (bajista y diseñador gráfico) y Mauricio Ariza (percusionista en la banda y artista plástico).

Para la portada, este trío quería desarrollar un “aparato”, un objeto tan bien planteado que con el tiempo se volviera icónico, como sucedía con las portadas de los setentas.

“Las referencias eran claras para ciertas cosas. Por ejemplo: el trabajo de Moebius, el arte indígena huichol, las portadas de los discos setenteros (...) otras eran más surreales…”, dice David, quien se adjudicó el trabajo de construir el puente entre lo abstracto y lo concreto, entre lo surreal y lo comercial.

La búsqueda del aparato adecuado culminó cuando Ariza llegó al espacio de trabajo con una escultura hecha con varios objetos. Se le tomó una foto en macro y el trabajo empezó a tomar forma.

La portada de Psicosonorama es de las más icónicas que vimos este año 2014; una en la que se manifiesta el espíritu de la banda, la conexión entre el ser humano, naturaleza, música y el universo; una imagen en la que se construye un puente entre lo carnal y los espiritual; una en la que no nos cabe duda de que, en la pista de baile, es donde realmente todos somos uno.

El mayor de los atributos de la portada -y el fabuloso arte que acompaña al disco- es manifestar la esencia de un proyecto musical que nadie teme decir ha dejado una huella profunda en el medio local, al mismo tiempo que la portada misma se impone como la parte visual que hacía falta a Sonámbulo.

— Carlox Soto.

Nominadas:

  • The Movement in Codes - One More Day
  • Los Cuchillos - Isla Macabro
  • EntreLobos - Hanami
  • Florian Droids - Osos de Agua
  • Sonámbulo Psicotropical - Psicosonorama

Premio del público: The Movement in Codes - One More Day

Con todas las razones del caso caló hondo en el inconsciente colectivo la imagen que ilustra el más reciente disco de The Movement in Codes, One More Day, desarrollada por Diego Rojas (batería en TMiC) a partir de un concepto que surgió en noches de charlas existenciales con Marcos Monnerat (guitarra y voz). El arte, una vez más, prueba la importancia de saber transmitir un mensaje claro desde el primer vistazo, atrapando de inmediato la atención de la mirada como paso previo al ritual fundamental: escuchar. No oír, escuchar. Es tan bueno One More Day (quizá el mejor disco de Movementque cualquier otra imagen menos esta habría sido un despropósito.

Como toda manifestación artística este trabajo queda abierto a múltiples interpretaciones, que corresponderá a cada quien asignarle. Más allá de eso los elementos están dados: una silueta infantil con traje de conejo al mejor estilo Donnie Darko y una noche mágica, plagada de estrellas. El propio Diego, nos comparte un poco de la génesis de su trabajo:

"El niño representa la inocencia que todos tenemos en comparación al cosmos y la infinidad de secretos del espacio que no conocemos; por eso esta frente al cielo abierto. Tiene que ver mucho con nuestro origen como planeta y como humanidad y como seres vivos. Todo lo que nos han enseñado en una gran parte es una absoluta mentira y no somos más que pequeños niños en trajes de tiernos conejitos que no conocen lo que existe allá afuera en su totalidad".

Esa inocencia (a partir de la ignorancia en la que vivimos) encuentra su más pura representación en el disfraz, retomado en el video de "Open Sky" del que ya tanto hemos hablado. Música. Diseño. Video. El concepto queda amarrado por dónde se lo vea. Entregarse a una sesión de One More Day es hacer las paces con todo el peso de la existencia y lo que implica transitar, brevemente, por este planeta habitado por criaturas plagadas de imperfecciones. Sobrevivir, incluso cuando sabemos que, en el fondo, no sabemos nada. We fight until one dies, no one surrenders.

— Diego Delfino.

 

Video del Año

424 – "Al hueco"

Aplastante. Así es el video de “Al Hueco”. A su director, Marlon Villar ya le conocíamos tremendas joyas visuales como “Crazed Apocalyptic Wave” de Pneuma y “Estréllame” de Gandhi, ambos laureados, tanto en la Muestra de Cine como en este listado, durante sus años respectivos. Sin embargo, con esta nueva entrega, Villar logra pasar a otro nivel de narrativa visual. Inspirado en la obra del pintor belga René Magritte, el director nos embarca en un viaje a través de 23 obras del celebrado artista.

Las piezas de Magritte son envolventes; atractivamente místicas. Es quizá uno de los surrealistas cuya iconografía impacta mayormente por la potencia de su sencillez. Villar toma esa materia prima hace que las pinturas cobren vida. El recorrido empieza lento, pero comforme la pieza crece en intensidad, también lo hacen las imágenes y circunstancias. No nos podemos bajar del barco hasta que acaba el trayecto y cuando lo hace queda el sentimiento inequívoco de “suave un toque, “¿qué carajos acabo de ver?”. Magritte estaría orgulloso.

El video fue resultado de 7 meses de trabajo con un equipo de más de 20 personas, una enorme pre-producción, 4 días de filmación y múltiples noches trabajando los efectos visuales. Con todo y todo, Marlon ha dicho que para que un videoclip sea bueno, lo primero que tiene que ser sobresaliente es la canción. En este caso, ambas obras son maravillosas. En la votación de colaboradores, “Al Hueco” obtuvo el voto casi unánime, pues el gran Remo Barquero se rebeló afirmando que “la igualdad de pensamiento es peligrosa”. Trolleo aparte, podríamos decir sin equivocarnos que este video es el mejor que se ha hecho en tierras ticas. Nuevamente, Villar levanta la barra en la producción audiovisual del país. En esta oportunidad, más alto que nunca.

— René Montiel.

Nominados:

  • 424 - Al Hueco
  • Monte - San José
  • Los Waldners - Papalotes
  • Florian Droids - Vos
  • The Movement in Codes - Open Sky

Premio del público: 424 - Al Hueco

La elección del público no sorprende a nadie entonces. ¡Corre cinta!

 

Debut del Año

La Versión Extendida de las Cosas

La Versión Extendida de las Cosas entró de golpe en la escena nacional a principios de marzo, con un disco bajo el brazo que mostraba no solo la madurez y experiencia musical detrás del proyecto, sino el alto estándar de calidad con que la banda decidió presentar su material inicial al mundo.

LVEDLC, como le dicen de cariño*, nació como proyecto de Calvo, guitarrista y tecladista de Adaptados. Sus canciones fueron la chispa que dio el arranque a lo que más adelante sería una banda y las piezas que conforman el disco debut homónimo que colgaron en línea. La reacción fue inmediata: el público amante del punk y del rock alternativo acogió al grupo y de un momento a otro, el nombre de la banda estaba ocupando (bastante) espacio en afiches de concierto tras concierto, colocándose rápidamente a la altura de bandas consagradas en la escena.

Escuchando el álbum es evidente el brillante camino que tiene la banda por delante, y el por qué. El estilo del grupo combina de forma impecable la influencia del punk (se siente el Adaptados, innegable) con el peso del rock alternativo contemporáneo, en una colección de canciones memorables.

Es muy temprano todavía en la carrera de la banda, pero desde ya vislumbramos un futuro brillante.

* OK, OK, el nombre es largo y somos unos vagos.

— Adrián Pauly

Nominados:

  • Raido
  • Atlas
  • Glaciar
  • Nakury
  • La Versión Extendida de las Cosas

Premio del público: Glaciar

¡Vaya manera! Arío Rojas Valverde es el alma detrás de Glaciar y, con tan solo 19 años, ha logrado emocionar y conmover a mucha, mucha gente. Tan es así que el apoyo que recibió en esta categoría fue masivo. Rojas dio sus primeros pasos como músico apenas a los 10 años, entrándole de lleno a la batería a partir de los 12 y a la guitarra a partir de los 16. Estando todavía en el colegio tomó la decisión de dedicarse de lleno a la música: "quería enseñarle a mis papás y que entendieran mis ganas de ser productor y compositor y no político", nos dice.

Un par de años después, gracias a un encuentro fortuito con Ale Fernández, el hombre ya grababa sus primeras canciones en el estudio de Ale. Fue así como nació el EP Glaciar, "en honor a una experiencia en la Patagonia que cambió mi vida, es el lugar más inhóspito que he conocido". El disco, a razón de lo que cuenta Arío, supone no el comienzo de un ciclo, sino el final. Su intención no era otra más que compartirlo con sus amigos y familiares, pero de pronto empezó a dar vueltas en distintos sitios de música nacional: la recepción fue cálida.

De pronto, Arío tenía una banda y un proyecto serio. Fue así como Arío pasó a ser un cuarteto ahora llamado Glaciar, como aquel EP debut que hoy lo tiene ganando con el reconocimiento del público en esta categoría. En marzo del 2015, nuevamente de la mano de Ale Fernández, presentarán su nuevo material, descrito como pop "mucho más pesado". Arío, además, viajará a el College of Music en Los Ángeles, donde estudiará la carrera que realmente lo apasiona. Se vea por donde se vea, un año redondo para el joven artista. ¡Merecido aplauso!

— Diego Delfino.

 

Proyecto del año

Soundtrack: Folk Collective

Dele viaje Patiño Fabrizio

La escena sigue inquieta. La mejor muestra de ello son la cantidad de iniciativas independientes que surgieron en este año, siempre con la finalidad de abrir espacios para que los artistas locales puedan expresarse y hacer oír su voz a mayor número. La incipiente movida folk fue lo que inspiró a Héctor Herrera y Milo Benkins a convocar artistas del género a una serie de conciertos que decidieron llamar Folk Collective. Luego de iniciar con bandas en formato acústico, otros artistas de géneros diferentes mostraron interés por formar parte y se abrió la tarima. Con una primera entrega en junio del 2014, la propuesta logró organizar 6 chivos durante el año con 23 bandas diferentes entre las que estuvieron algunas como Shape Shifter, The King Of, Colornoise, Las Robertas y Timber of Trees.

Estoy seguro que eso no es ni el 5% de la cantidad de bandas que hay, lo cual es bastante chiva”, nos comentó Héctor de manera optimista. Esa misma actitud les hace estar seguros que el proyecto seguirá creciendo y proponiendo. “¿Qué tal un Folk Collective playero de noche o metidos en una montaña?” El cielo es el límite. Por lo pronto, ya hay conciertos coordinados con bandas hasta abril del 2015.  Sin duda, en cuestión de seis meses de arduo trabajo y buena comunicación, el Folk Collective resonó fuertemente entre nuestros colaboradores, quienes lo votaron como proyecto sobresaliente por su capacidad de convocatoria y clara misión de dar a conocer artistas nacionales -novatos o consagrados- a audiencias nuevas.

En palabras de Herrera: “Ver que la gente después del chivo sale contenta y diciendo: ‘mae que rajado, no conocía X banda y me cuadró un montón’ y ver como gracias a eso la banda tiene aunque sea 10 likes más en Facebook, o vendieron una chema, o por lo menos alguien más los va a empezar a escuchar”. Eso. En una movida pequeña como la nuestra todo esfuerzo suma y en 2014, el Folk Collective sumó mucho.

— René Montiel

Nominados:

  • Folk Collective
  • Ed Brains Project (Nasional)
  • Epicentro
  • Súper Legítimo
  • La Base CR TV

Premio del público: La Base Cr TV

Decimos La Base CR TV partiendo de la iniciativa de nuestros colegas de llevar a YouTube el talento de la músicos costarricenses en formato audiovisual, repasando ya capítulos con Talawa, Endemia y Outside The Circle pero el reconocimiento va mucho más allá y encierra todo lo que Daniel-ó Quirós ha liderado desde labasecr.netrevista digital que ha sabido ganarse el cariño de toda la escena por su visión inclusiva y por su afinado y constante trabajo de hormiga. Una y otra vez los vemos cámara y micrófono en mano cubriendo numeros chivos con el afán de compartir y difundir el trabajo de las más diversas bandas locales.

Junto a Jeank Castro, Argerie Jiménez, Ale Peña, Day Céspedes, Jowar Torres, Alexandra Blanco y Erick Fariñas, Daniel ha nutrido alianzas y encuentros que han favorecido su visión de comunidad integral (que incluye, además, la organización de conciertos con fines benéficos). La Base ha sabido saltar de la web a la calle y ha encontrado en Casa Batsú un aliado ideal para llevar a cabo todos sus proyectos, siempre vinculando la música y el arte con temas de interés social.

Ale Peña ilustra con propiedad la importancia de este tipo de iniciativas:

"En LaBaseCR.net encontré amigos con miles de experiencias, aprendí lo que es ingeniárselas para tomar fotos en una tarima, a ser rápida y a mejorar mis fotografías y a apreciar mucho la música nacional y el arte. Conocí a bandas, músicos y muchas historias. Me enseñaron que cuando muchas voluntades se juntan, se pueden alcanzar proyectos que valen la pena".

Le pregunté a Daniel, a la luz de este reconocimiento, cuál fue la mayor satisfacción que le deparó el 2014. Sus palabras lo resumen de la mejor manera:

"En definitiva, es el poder crear una atmósfera de colaboración entre muchas partes, el poder junto a personas que tienen una misma visión y valores con respecto al movimiento cultural en general del país. Creo que eso es lo que encontré LaBaseCR, que aunque lleva un nombre, detrás del proyecto a muchas personas que se han unido sin intereses de por medio. Personalmente para mi LaBaseCR es más un punto de encuentro de gente que siente y vive con la misma pasión que nosotros esto que hacemos día día de manera independiente".

— Diego Delfino.

 

Artista del año

424

¡Qué año fue el 2014 para 424! A punta de talento y mucho trabajo, la banda ha ido creciendo a paso constante durante su corta carrera. El grupo se ha caracterizado por la calidad de sus grabaciones, videos y presentaciones en vivo desde sus primeros días; durante el 2014 siguieron subiendo la barra y han sabido llevar su éxito a otro nivel. A pesar de que otras bandas cosecharon éxitos enormes y publicaron trabajos excelentes, la lista de logros de 424 durante el 2014 es tan contundente que se lleva nuestro reconocimiento como el artista del año.

Desde sus primeros meses, el 2014 ya los estaba tratando bien. Su primer viaje fue a Austin, Texas, donde se presentaron en el festival SXSW; pocos meses después estaban de gira por Colombia donde se presentaron en el festival Hermoso Ruido.

A mitad de año lanzaron el videoclip para su sencillo “Al hueco”, que no solo fue elegido como nuestro video favorito del año (con una victoria aplastante en nuestras votaciones internas), sino que muchos lo han catalogado como uno de los mejores videoclips nacionales que se han producido. Incansables, tan solo dos meses después estaban lanzando Vivos, un EP grabado en vivo que fue lanzado en colaboración con Spotify. El material incluye tres temas de su álbum Oro mas una pieza que grabaron para un disco recopilatorio lanzado por la marca Doritos en México; otro logro más.

Acercándose el final del año, el grupo no aflojó: nuevamente salieron del país, esta vez a México donde realizaron una pequeña gira que incluyó una fecha como teloneros de los estadounidenses The Lumineers.

La lista no termina ahí. Gracias al trabajo que realizaron en los últimos meses, 424 cierra el 2014 con invitaciones a los dos festivales de rock más importantes de Latinoamérica para el 2015: el Estéreo Picnic en Bogotá, Colombia, y el Vive Latino en México D.F.; ambos a realizarse en marzo próximo. Esto le suma aun más mérito a su 2014 y comprueba que muy probablemente para 424 todo esto es apenas el principio.

— Adrián Pauly.

Nominados:

  • 424
  • Patterns
  • Los Waldners
  • Las Robertas
  • Florian Droids

Premio del público: Patterns

¿¿Y esa fila?? "Chivo de Patterns". Quién sabe cuántas veces se ha escuchado conversación similar durante los últimos dos años. Patterns no solo se da el lujo de llenar cada recinto donde se presenta, sino que hace rato se sacudió la barrera de los dos mil y tres mil pesos que estamos acostumbrados (lamentablemente) a pagar por un concierto nacional. Disco, videos, presentaciones... Patterns ha subido el listón en todo y ha demostrado una y otra vez que cuando hay talento y se trabaja con rigurosidad los resultados saltan a la vista.

Pero... ¿qué pasa cuando se pierde a una figura clave en el camino? Muchos dieron (¡¿dimos?!) por descontado el final del grupo. Michelle González se había colocado como un referente demasiado fuerte gracias a a una inusual combinación de presencia, carisma y voz. Muchas veces hemos atestiguados casos similares que ven a las bandas perderse durante meses, años, hasta ya del todo no encontrar cómo regresar a reclamar lo propio. Patterns no se dio ni siquiera el lujo de perderlo. En cuestión de días compartieron un avance de su nuevo tema con Estefani Brolo y BOOM, reinó la calma y empezó a sembrarse la ansiedad.

El sencillo "We can be the Fire" llegó a nuestros oídos a finales de noviembre y en menos de 3 días ya tenía más de 10.000 plays en Soundcloud. Patterns no estaba de vuelta: Patterns nunca se fue.

Cometo la imprudencia de compartir con ustedes una de las observaciones que llegaron a nuestra mesa de debate cuando discutíamos esta categoría. Me parece que dice muy bien hasta dónde llegan los méritos del grupo. Palabras de Carlos Soto:

"A mí me impresiona lo mucho que ha pegado Patterns dentro del país.... las filas en los chivos, la locura por ellos en radio, oír a amigas de mi cuñado casi que gritar de emoción cuando el anuncio de Bavaria sonaba en la tele ("Burning Man"). No es cualquier banda la que tiene tal demanda dentro del país y no es cualquiera la que logra salir campante de la pérdida de un integrante tan importante".

Silvia Arevalo, dejó un comentario en nuestro Facebook que lo resume todo:

"Cambiar de vocalista y alineación en general y tener aceptación del público en tan poco tiempo es toda una hazaña... Patterns se ve bien como banda del año".

Vaya que se ve bien, por eso fue la más votada por el público.

— Diego Delfino.

***

Eso es todo amigos. Les deseamos un 2015 cargado de música de este, su país.

7795 lecturas

5 comentarios

Genial!

*Diego escribiste "Psiconorama" varias veces, te faltó un "so".

Imagen de Luisda Porras
Desconectado
Empezó: 7 Dic 2012
Karma: 8

Y todavía hay gente diciendo que aquí no hay escena. Qué pedazo de año.

Imagen de Drulutz
Desconectado
Empezó: 26 Jun 2013
Karma: 101

@Luisda Porras Soy una bestia. Gracias. Ya los corregí.

Imagen de admin
Desconectado
Empezó: 26 Dic 2007
Karma: 4220

Muy buen aporte.

Imagen de Lisa Simpson 1980
Desconectado
Empezó: 26 Nov 2013
Karma: 70

Por aca les dejo esto, fue un experimento que grabamos hace un rato.

 

https://lacasadelarbolmusic.bandcamp.com/album/atlas-studio-ep

Imagen de fernandoclockwork
Desconectado
Empezó: 28 Jun 2008
Karma: 7