Imagen de Anónimo

Login


Serrat en Costa Rica

serrat1.jpg

Con su nuevo trabajo “Hijo de la luz y de la sombra”, Joan Manuel Serrat cautivó el viernes por la noche a cientos de seguidores en el Teatro Melico Salazar.

* * *

Siguiendo la línea de la reciente reseña de Raphael en Costa Rica, les presentamos ahora una acerca de la última visita de Joan Manuel Serrat, escrita por el mismo autor: mi papá. Versado en el currículum y la obra de Serrat y aficionado de su música, el guante de nuevo le quedó a la medida.

* * *

El concierto constó de dos segmentos, el primero dedicado a los poemas de Miguel Hernández que Serrat ha musicalizado tanto en este nuevo disco como antes. Ya lo había hecho antes; sin embargo, entre este nuevo trabajo y el primero que dedicó a la obra del poeta han transcurrido 37 años.

Miguel Hernández nació en 1910 en Orihuela en el Levante español. Descubrió su pasión por la poesía mientras cuidaba de un hato de cabras en las montañas. A pesar de su corta edad llegó a ser figura reconocida del ambiente literario de Madrid, y entre su círculo de amistades se contaban famosos como Alberti y Neruda. Durante la Guerra Civil española es encarcelado debido a sus publicaciones de índole política y cae enfermo después de pasar varios años en cárceles. Murió en 1939 a la edad de 31 años.

Acompañado de su propia banda compuesta por seis extraordinarios músicos, Serrat inició con “Llegó con las tres heridas” y “Elegía”. Siguió “La palmera levantina” durante la cual la pantalla gigante detrás del escenario se adornó con vistosos motivos tropicales. “Dale que dale” y “Si me matan bueno” se escucharon a continuación.

Joan Manuel SerratAunque la mayoría del público no conoce bien estas nuevas canciones, no faltaron en ningún momento los aplausos y ovaciones para el gran cantautor catalán. Aunque se inició en la música a los 17 años, Joan Manuel Serrat comenzó a cantar en público a los 22 años, después de graduarse de ingeniero agrónomo en 1965. Su primera actuación en un escenario fue en 1967 en el Palau de la Música Catalana lo cual lo consolidó como uno de los más importantes intérpretes del movimiento de la nova canço en Cataluña.

Fue en 1968 que entró en disputa con las políticas lingüísticas del régimen de Franco al insistir en cantar en catalán en el Festival Eurovisión. Al negarse a cantar en español, Serrat fue sustituido inmediatamente por la cantante Massiel, la cual ganó el festival con la canción “La la la”. Los discos de Serrat fueron prohibidos y quemados en las calles.

En 1969 obtuvo un éxito rotundo en España y Latinoamérica con sus canciones con textos del poeta Antonio Machado. Algunos nacionalistas catalanes criticaron en ese momento su decisión de cantar en español. Su fama fue consolidada a nivel mundial con el lanzamiento de su álbum Mediterráneo en 1971. La canción “Mediterráneo” fue después nombrada la canción más importante del siglo XX en España.

Su valiente oposición pública a las ejecuciones durante el régimen franquista le costó un exilio en México desde 1974 hasta fines de 1975, cuando el dictador murió.

Serrat ha grabado más de 600 canciones. Su carrera de éxitos, homenajes y premios recibidos, artistas con los que ha compartido escenarios y más, es demasiado amplia y no voy a extenderme en ese tema.

El concierto continuó con mas poemas de Miguel Hernández como “Tristes guerras/Menos tu vientre”, “El hambre”, “Nanas de la cebolla” y “La noche esposa” que me gustó mucho.

Para la libertad”, posiblemente la más conocida de todas las canciones dedicadas a Miguel Hernández, terminó con esta primera parte del concierto y puso al público de pie.

El sonido impecable fue complementado con un excelente manejo de las luces y con impresionantes imágenes proyectadas en tres pantallas gigantes al fondo de la tarima.

Joan Manuel Serrat y su banda

Al finalizar esta primera parte, Serrat desapareció del escenario. Los músicos siguieron tocando la melodía de “Vagabundear” y una a una fueron apareciendo en la pantalla central las fotografías con sus respectivos nombres, mientras que un spotlight los iba alumbrando según correspondía. De esta elegante manera fueron presentados Israel Sandoval en las guitarras; Victor Merlo en el bajo y contrabajo; Vicente Climent en la batería y percusión; María Roca en el violín; Ricardo Miralles, que ha estado con Serrat desde siempre, en la dirección musical y piano; y José Mas “Kitflus” en los teclados y programaciones.

Seguidamente la banda comenzó a tocar la conocida introducción de “Tarres”, con la cual Serrat volvió a salir al escenario bajo una lluvia de aplausos de un público que estaba ansioso por escuchar canciones más conocidas. Al final, Serrat aclaró, para los que no lo saben, que “Tarres” es Serrat al revés. Es decir, su otro yo.

Serrat es un artista completo y un señor. Además de ser un compositor y cantante extraordinario, es un intelectual y excelente orador. Mantiene una comunicación permanente con su público basada no solo en su presencia y dominio del escenario, sino también en su facilidad de palabra. Y es que, como el mismo lo dice, es un “contador de historias”. Así, contó más de una historia y habló montones con un público que disfrutó su charla tanto como sus canciones.

Soy sinceramente tuyo” emotiva canción de amor, puso a muchos melancólicos. Luego siguieron “La bella y el metro” y “Esos locos bajitos”, que fue acompañada con emotivas imágenes de niños pequeños y que inevitablemente nos pone a pensar en que lo más importante en nuestras vidas son los hijos y cuánto los queremos cada día.

Y le tocó el turno a “Mediterráneo”, una de las más esperadas de la noche y siempre de las más celebradas. “Paraules d’amor” (Palabras de amor), fue la única canción en catalán que cantó, pero lo aprovechó para recalcar con orgullo “yo nací en el Mediterráneo y soy catalán”.

Joan Manuel SerratOtra de las favoritas del público y de quien esto escribe, “Disculpe el señor” fue seguida por la impresionante “Pueblo Blanco”, que por dicha fue incluida en el repertorio de esta gira.

No podía faltar el optimismo y energía de “Hoy puede ser un gran día” a la cual siguió la inmortal “Cantares” de Antonio Machado, y sin duda la canción más famosa de Serrat, con la cual se despidió… por primera vez.

Con un torrente de aplausos y puesto de pie, el público se negó a dejarlo ir y le pidió regresar dos veces al escenario. En su primer encore interpretó “No hago otra cosa que pensar en ti” y “Señora”, otros de sus éxitos clásicos.

Al regresar por segunda vez, complació a los que gritaban “Penélope” la que cantó con un fino arreglo de guitarra, piano y violín, sin percusión. Finalmente advirtió “Bueno, ya con esta sí nos vamos, para que ustedes se puedan ir a descansar”, y tocaron “Fiesta”, muy apropiada para terminar según dice su última frase: “Vamos bajando la cuesta, que arriba en mi calle se acabó la fiesta”.

Texto y fotos por Raymond Pauly.

Adrián Pauly — Director de 89decibeles. Trabaja tratando de hacer de la Internet un mejor lugar, un sitio a la vez.  Guitarrista de Non Neutral.
4572 lecturas

5 comentarios

Excelente Review de un excelente concierto, nada como un concierto en un teatro en lo que a acústica y comodidad se refiere. Serrat impecable como siempre, con una gran banda y un repetorio bastante bueno, como siempre cuando un artista ha grabado más de 600 canciones, siempre ha de quedar alguna por fuera, pero ni modo.

Por otro lado también asistí al concierto de la Sabana que tuvo más clásicos de Serrat y menos piezas de Hijo de la luz y de la sombra, me gustó más este formato donde no "partió" su presentación respecto a los poemas de Hernández y los clásicos, sino que lo alternaban. Por otra parte el concierto de la sabana tuvo más historias, jejeje.

En fin dos conciertos para recordar!.

Gracias al papá de Adrián, ojalá que se haga un usuario para retribuirle su justo karma...

Imagen de Xvarria
Desconectado
Empezó: 7 Oct 2008
Karma: 1104

Yo solamente estuve en el de La Sabana, y puedo decir que en efecto fue un conciertazo, especialmente por el nivel de entrega de Serrat. Por eso es un grande. De paso hay que decir que ese espacio de La Sabana me pareció mejor para conciertos así, cierto es que en el lago es más atractivo visualmente, pero cabe menos gente y no hay tanta cercanía con el público.

Imagen de tequieroverde
Desconectado
Empezó: 5 Ago 2008
Karma: 2571

Grande Serrat, exc review

Imagen de jsanca
Desconectado
Empezó: 18 Ago 2008
Karma: 136

Yo también por lo limitado de mi bolsillo sólo pude estar presente en el de La Sabana y que grande es Serrat, un verdadero artista, como decia el compañero anterior con mas de 600 canciones siempre se queda una que otra por fuera (varias con semejante repertorio) pero fue un excelente concierto y un honor porder presenciar a tan increible leyenda de la buena música!

Imagen de erma07
Desconectado
Empezó: 5 Mar 2009
Karma: 723

Yo fui a dos, el sábado al teatro y a la Sabana, increíble, amo a este señor. El teatro ofrece un espacio más intimo y yo lloré a mas no poder, talvez por que era la primera vez que lo escuchaba en vivo, después de ser fan de su obra toda mi vida y tener muchos recuerdos de infancia-demiabuela arraigados a él. El domingo fue masivo, la energía que se sentía, ese aire colectivo,fue el punto a favor de ese día.

Me falto "aquellas pequeñas cosas" pero con un repertorio enorme, jamás se hubiera complacido a todos. Y Serrat es simplemente un dios para mí.

Imagen de melissinhasamsa
Desconectado
Empezó: 9 Dic 2010
Karma: 14