Imagen de Anónimo

Login


Viejo pero no dinosaurio

Si hay algo bueno que nos ha dejado MTV, además de la extorsión y comercialización de la música popular y “Quiero mis quince”, son los conciertos de set acústico bajo el nombre de MTV Unplugged que arrancaron en los 90s. En estos sets acústicos han aparecido desde músicos de la talla de Bob Dylan y Paul McCartney, hasta leyendas como Katy Perry y Panda. Pero, ¿cuál ha sido el mejor “desenchufado” de todos?

Muchos dirían Eric Clapton, por su destreza con la guitarra, repasando temas de su vasto repertorio en Cream y hasta Derek and the Dominos, o el de Nirvana, que muchos creen que marcó un antes y un después, pero la verdad es que solo hay uno que incorpora todos los elementos necesarios para alcanzar la perfección, y ese es el de Charly García.

La presentación de Charly es una fiesta, es una invitación a la excentricidad de su mundo, que es el de otro de aquellos locos incomprendidos. La diferencia de este unplugged con los demás, es que muchas veces estos conciertos se ven muy fijados en un solo personaje, como Kurt Cobain, por ejemplo, pero en este, a pesar de que Charly orquestra su banda, de alguna forma todos los músicos son parte directa de su ejecución. O sea, no podría imaginarme esta exposición sin la bella María Gabriel Epumer moviendo sus  piernas peladas durante toda la presentación, o sin la presencia de Erika y Ulises Di Salvo que con el violín y el violonchelo, generan una capa adicional y melancólica a la música de Charly.

Si nunca han sido testigos de esta presentación, los invito a verla conmigo, mientras leen el blog; si ya lo vieron, espero que les nazca repetirlo.

Así lo vivo yo, paso a paso.

*Charly García     *María Gabriel Epumer     *Muñeca de juguete    *García y Epumer

“¡Hello!”, marcaría el inicio de la noche, al igual que el nombre del unplugged.

Desde la entrada de la batería de “Yendo de la cama al living”, que marca el paso durante toda la canción,  ya estoy enganchado y no puedo mirar hacia ningún otro lado más que a la pantalla. “¡Sería muy bueno!”.

“Voy yendo de la cama al living”.

 El solo de violín interviene a los dos minutos de la canción, por encima de las hondas vibraciones que gesta el chelo, mientras yo, hundido en un abismo emocional, sigo sin poder quitar la mirada. Es un gran comienzo para el vaivén de géneros y sentimientos que están por venir.

Para el siguiente tema, con el simple “…dedicado a Luis Alberto Spinetta”, de arranque ya estoy compenetrado con la causa de “Rezo por vos”, especialmente a sabiendas que Spinetta moriría 15 años más tarde.

 En la tercera estación viene “Fanky”, donde Epumer nos deleita con ese ritmo de funk ochentero en su acústica, que va como ola tras ola con el movimiento de arriba abajo de las piernas largas de la mujer, que durante todo el concierto mantendría constante, sentada al lado izquierdo del escenario. Pero no hay funk sin bajo, y Fabián Quintiero no perdona atrapando la guitarra con el peso de sus notas graves. 

A Charly solo le restaba sacar a relucir su personalidad, cantando y haciendo la mímica de estar caminando al mismo tiempo, ya que para él, pareciera que cada canción parece tener un video propio dentro de su mente. Su movimiento de manos, lo dice todo. Charly es un actor dentro de su fantasía.

“Gozar… es tan parecido al amor… Y más barato”

 Esa voz limitada de Charly, es apagada rápidamente por su encanto y el artista poético que de paso él nos deja entrever. No obstante luego es florecida por las armonías de Epumer, y en ciertos casos, elevados hasta el cielo por sus coros.  María Gabriela es la pieza fundamental de este concierto, es lo que diferencia realmente las grabaciones como solista de Charly con el unplugged, donde parte como un contraste ideal entre el vigor y lo celestial (dos universos muy característicos de Charly).

“Pasajera en trance” es su evidencia: “Un amor real es como dormir y estar despierto”.

 Pero, luego de la tormenta viene la calma, en el antaño de Serú Girán, donde se disminuyen las revoluciones para que toda la nostalgia se venga arriba y las lagrimas abajo, o como él mismo lo dijo para introducir el medley de "Eiti Leda" y "Viernes 3 a.m.", “Por favor, lloren… ha!”.

 El piano, el violín y el chelo cuentan la historia y nadie lo cuenta mejor que ellos… El hecho de que se equivoque en la segunda parte del medley, hace que el concierto sea aún más especial y principalmente, personal. Lo maquilla con su personalidad, y para alguien que no conoce la canción hasta pasa desapercibido.

 “Somewhere over the rainbow”… a pesar de que el cielo vuelve a ponerse gris, pues parece que viene otra tormenta.

 Como parte de la montaña rusa de emociones, aquella nostalgia cae y le da espacio a su lado más oscuro y político con “Cerca de la revolución”, otro clásico de Charly.

"Una... cuestión... de elecciones". Epumer se muestra más lúcida que nunca hasta ese momento y destaca un solo impecable, digno de la expectativa del "María" que lo introdujo.

Pero el bigotón vuelve a tirar su guitarra, y le da aire a otro clásico, solo que esta vez con su piano y el chelo como guías.   “¡Por favor! No hagas promesas sobre el bidet”… y arranca otro temazo, colmado de promesas y suplicas de un triste autor.

“¡Hello!”.

Ya finalizada, el percusionista se levanta y toma el acordeón, mientras que Quintiero, quien estaba sobre el  órgano, nuevamente se apodera de su bajo. Y empieza, “no soy un extraño”, ese tango melancólico de aura misterioso, que con el “tango” a media canción, solo nos hace falta que Charly se levante a bailar. 

 “Una canción que le gusta mucho a todo el mundo… sobre todo a los muertos”:  y los dedos de Charly pasan una y otra vez sobre el teclado pautando el inicio de “Los dinosaurios”, junto con el aplauso del público. Charly es un libro, y dentro de él vemos muchas páginas, la mayoría saturadas de cuentos y poemas que contemplan las moralejas de un genio que solo supo desahogarse a través de la música. A veces era metafórico, y en otras, no podía ser más directo: todos pueden desaparecer, pero los dinosaurios, van a desaparecer.

 Luego, pasamos pagina entre “chipi, chipi, chipi, chipi… bom bom”, “Gran día, podremos ir a la escuela” y un último “again” para darle una y otra vez, cantando el coro de la canción sin fin.

 Cerca del final de la presentación, se da la hora de subirle el volumen y tocar temas un poco más pesados, con un mezcla de influencias a los pies de un blues rock n´roll, a lo Charly.  Desde la introducción de la guitarra acústica de Epumer, tanto el público como yo nos alzamos en aplausos pausados, pero continuos, a la deriva de lo que viene: “Esta es la canción… de la sal”.

 Es “la sal no sala y el azúcar no endulza”, sobre un contagioso riff de guitarra, que pronto sería la introducción de un trance creado por un juego de palabras entre García y Epumer, luego de un ”estoy harto de tu hermana” tan creíble que lejos de una actuación, parece ser realidad. Finalmente el bajo de Quintiero guía el puente hacia el último coro que da por concluida la canción, pero no los aplausos…  aquellos que aún no cesan y le dan la bienvenida a la última pieza del repertorio.

 Charly se despide a lo grande con una de las canciones más energéticas de su catalogo como solista (“Nos siguen pegando abajo”), pero esta vez, el riff cuenta con mayor abundancia y torna épico de la mano del violín y chelo de los Di Salvo.  

Pero a los dos minutos de la canción, llegaría la genialidad de Charly, con una improvisación que parece innata. Todos los instrumentos bajan el volumen y se ponen a la orden del bicolor, que con su dedo le asigna el rol a sus tripulantes, en especial al baterista, quien impondría el tempo de la sesión.  Sin embargo, sería Charly el que daría el puntillazo final al sentenciar la noche estrellando sus huellas sobre el teclado. 

 Es de esas presentaciones que, entre suspiros, uno dice al final, “eso si es música de verdad”. Y después, uno se queda expectante, esperando una más a pesar de que en el fondo uno ya sabe que terminó.

 En fin, el conjunto ostenta  una vibra encantadora que contagia a cualquiera, expresa en una compenetración musical que yo he encontrado inimitable. Creo que por eso este unplugged sirve como una introducción elemental hacia la música de este maestro, porque Charly no está escondiendo nada, es él mismo, y eso lo hace fácil de entender.  Es un preámbulo a su chispa.

 Es una presentación que llega al alma, uno que lo conecta al del artista. Es un aporte a la cultura y al mismo rock latinoamericano que se ha olvidado de ciertas raíces que lo hacían único, y han adoptado a otros grandes artistas como Andrés Calamaro, pero todos bien lo sabemos que no es lo mismo. Charly puede ser un viejo, pero no es un dinosaurio, como lo dice su canción; es un excéntrico, de aquellos que jamás será extinto, junto con esta grabación. 

El unplugged nos permite ver un lado más sensible de las presentaciones de Charly. En mi opinión, el set acústico, el público limitado, y la elección de instrumentos hacen de estas versiones del repertorio mucho más íntimas e introspectivas que las originales. Para mi resulta algo terapéutico, y al menos una vez al mes me encuentro necesitado y sentado en esta misma silla, observando la obra otra vez.

Antonio Rodríguez K. — Según cuenta la leyenda, es un gigante que mide tres metros de altura. Esto es todo lo que pudimos recobrar de los libros de historia, lo demás es un misterio.  

13 comentarios

Ah mae q esta belleza de post...  discazo!!  Desde hace rato ando este disco cerca, ando MUY pegado a Charly ultimamente....

El medley es una bestialidad!! 

Talvez me falto alguna de Sui Generis por ahi, aunq sea asi un pedacito...

 

Say No More   headphones

Imagen de Servidor de Nadie
Desconectado
Empezó: 20 Jun 2008
Karma: 835

Uff! Que bueno Charly y ese unplugged, de verdad que estuvo muy bien detallado y siento que resaltaste los momentos ideales de cada canción... me dieron muchas ganas de volver a verlo!! jejeje. Gracias por haberle dedicado una redaccion tan bonita a semerenda obra.. Me voy a poner a verlo la verdad!! 

 

Ah y yo también diría que es el mejor unplugged de todos, a pesar de que hay muchos buenos.. jeje

Imagen de michaeljacksordan
Desconectado
Empezó: 30 Jul 2013
Karma: 10

muy bonito post, se nota que le gusta.

yo pongo mis fichas de favorito entre el 'Confort y música para volar' de Soda Stereo o el de Los Tres (que curiosamente es el primer Unplugged de Latinoamérica grabado 100% unplugged )

Imagen de Sibbu
Desconectado
Empezó: 23 Jun 2008
Karma: 2248

Para mi este unplugged es una joyita. Siempre me ha interesado tenerlo en video.

El medley siempre que lo escucho me provoca un [email protected] de sensaciones, la musicalización es perfecta;  prinicipalmente Viernes 3 AM me da nostalgia, tristeza, desesperanza, pero a la vez me hace sentir bien y vivo:

....la fiebre de un sabado azul y un domingo sin tristeza, esquivas a tu corazón y destrozas tu cabeza.....y........se me olvidó la letra......genio!!!!!!

Este unplugged es una obra de arte, por el concepto, la musica, y por Charly, que se luce. El setlist es buenísimo.

Imagen de sebbissey
Desconectado
Empezó: 25 Mayo 2010
Karma: 179

El blog sólo me registre para poder comentar. Es en serio uno no puede terminar de ver el video sin querer saber quienes son los músicos. 

sebbissey Esa es la descripción de esa pieza un obra de Arte, me indentificó igual con esa canción viernes 3am. Lo mejor se da el lujo de que se le olvide jajaj Very Happy

Imagen de mingo
Desconectado
Empezó: 2 Nov 2013
Karma: 2

sebbissey escribió:

Para mi este unplugged es una joyita. Siempre me ha interesado tenerlo en video.

El medley siempre que lo escucho me provoca un [email protected] de sensaciones, la musicalización es perfecta;  prinicipalmente Viernes 3 AM me da nostalgia, tristeza, desesperanza, pero a la vez me hace sentir bien y vivo:

....la fiebre de un sabado azul y un domingo sin tristeza, esquivas a tu corazón y destrozas tu cabeza.....y........se me olvidó la letra......genio!!!!!!

Este unplugged es una obra de arte, por el concepto, la musica, y por Charly, que se luce. El setlist es buenísimo.

UNA obra de ARTE. 

Imagen de mingo
Desconectado
Empezó: 2 Nov 2013
Karma: 2

SNM!!!! hay que decirle al Obregón que se traiga a Charly para el FIA, ¡se imaginan!

Imagen de jimotaku
Desconectado
Empezó: 15 Jun 2010
Karma: 37

El de Soda no cuenta porque no es un unplugged. El de Soda es un "Plugged" (por algo el "Un" viene como borroso y en celeste). Soda ha sido el unico en darse el lujo de tocar en ese formato.

Mi favorito es el de Illya Kuryaki & The Valderramas. El famoso Ninja Mental.  

Imagen de Incubus
Desconectado
Empezó: 20 Jun 2008
Karma: 6461

Excelente post y excelente unplugged. Solo un par de observaciones:

Cita:
En estos sets acústicos han aparecido desde músicos de la talla de Bob Dylan y Paul McCartney, hasta leyendas como Katy Perry y Panda.

O se le cruzaron los adjetivos o la palabra leyenda está devaluada en estos días. Katy Perry y Panda son buenos, pero leyendas?

Cita:
...ese ritmo de funk ochentero en su acústica,

El Funk nació en los 60s. Le dejo el beneficio de la duda que een los 80s hubo muy buen funk.

Imagen de Charlie_Harper
Desconectado
Empezó: 15 Nov 2011
Karma: 367

Gracias Charlie Harper, me alegra que le gustó el post, de verdad aprecio mucho que me lo diga. Lo del primer parrafo es sarcasmo puro, Katy Perry y Panda son pésimos. Y lo de funk, en ningún momento estoy diciendo que el funk es de los ochentas, pero gracias por las observaciones. 

Imagen de Antonio Rodríguez K.
Desconectado
Empezó: 19 Jul 2013
Karma: 188

Mejor descrito imposible. Es una joya. Recomiendo que busquen que youtube: Charly Garcia Obras Cumbres, son más de 3hrs de arte. Está varios cuerpos adelante del resto de los mortales. Say No More

Imagen de CadillacQuemero
Desconectado
Empezó: 8 Dic 2012
Karma: 0

Imagen de Maltezcr
Desconectado
Empezó: 26 Jul 2013
Karma: 6

La Maquina de Hacer Pajaros!!!!! Kenny Vel-azques el Charlie.

Imagen de Achmed
Desconectado
Empezó: 5 Ago 2010
Karma: 304