Imagen de Anónimo

Login


Latido América #103: Carnaval uruguayo

40 días de música, baile y teatro.

Es tan grande lo que pasa en carnaval

Que la tierra se confunde con el cielo

Durante 40 días con sus noches Montevideo celebra el carnaval más largo del mundo. Comparsas, murguistas, parodistas, humoristas, teatro, baile... todo se reúne en una fiesta originada en Europa en la Edad Media y adoptada por los esclavos negros y los recién liberados. De ahí se alimentan ritmos como la murga y el candombe, vitales en los 40 días.

Tantos años de pintura y de disfraz

La tribuna que otra vez me pone en celo

Los negros, en época de fiestas, solían reunirse en el Barrio Sur a tocar sus tambores y recordar sus tierras, costumbres, tradiciones, géneros musicales... De a poco a las fiestas se amplió a los blancos y criollos, aparecieron las "cuerdas de tambores", las representaciones teatrales, los parodistas haciendo gala del don de la palabra para retratar con burla la realidad nacional.

Hoy queremos ofrendarte esta canción

Que es lo menos que un murguista te daría

40 días de madre murga, desde febrero hasta parte de marzo

PD. Los fragmentos corresponden a Murga Madre, de Routin y Lombardo.

Latido #103

  1. Mitología. Tabaré Cardozo
  2. Murga Madre. Edú “Pitufo” Lombardo & Pablo “Pinocho” Routín
  3. Pericón. Los nuevos saltimbanquis
  4. Brindis por Pierrot. Jaime Roos
  5. Base Cuareim. Tatita Márquez
  6. Candombes enganchados. Saltimbanquis
  7. Saludo al carnaval. La nueva milonga
  8. La llamada. Lágrima Ríos
  9. Repicado. Hugo Faturroso y Rey Tambor
  10. Presentación. Los Chevaliers
  11. Base cordón. Tatita Márquez
  12. Retirada. La nueva ola
Randall Zúñiga — Es periodista, cronista y poeta, aunque él no lo reconoce. Se le puede leer en revistas de arquitectura y diseño por aquí y por allá y periódicos de vez en cuando. Es programador de Radio Nacional de Costa Rica y conduce y produce el programa Latido América, que se transmite en Radio Nacional, Radio U y Radio870UCR. De él, nos dice: "Tenía un gato que se llamaba Fausto y ahora solo me queda el astigmatismo, la miopía, una colección de LPs y el gusto de desvelarme viendo llover en Coronado".