Imagen de Anónimo

Login


Latido América #256: José Alfredo Jiménez, el rey

90 años del nacimeinto del prolífico compositor mexicano

Sus versos son entonados en una cantina, un bus, un teatro o un mercado. Su imaginario -lastimero aveces, orgulloso siempre- evoca amores imposibles, traiciones cotidianas, borracheras eternas.

Su legado trasciende su propia figura para fundirse en el olimpo máximo de cualquier compositor: el olvido, pues ya su obra le ha sobrepasado y, lo sepamos o no, forma parte de nuestro imaginario popular latinoamericano.

"El rey", "La media vuelta", "Ella", "El jinete", "Amanecí en tus brazos", "En el último trago"... cada acorde y cada verso se han convertido en paisaje de los pueblos del continente.

El compositor mexicano José Alfredo Jiménez caló profundo en la cultura popular latinoamericana a través de sus obras dolidas y cercanas, poéticas. A 90 años de su nacimiento (19 de enero de 1926) en Latido América hacemos un recorrido por su obra en la voz de una decena de intérpretes de todo el continente.

 

Setlist

  • Lila Downs. La noche de mi mal
  • Carmen Granados. Paloma querida
  • Andrés Calamaro & Bunbury. Te solté la rienda
  • Los cantores del alba. Cuando los años pasen
  • Buika & Chucho Valdés. Un mundo raro
  • Orlando Contreras. Cuando vivas conmigo
  • Ramón Cordero. Vámonos
  • Celso Piña. Tú y las nubes
  • Aterciopelados. Que te vaya bonito
  • Panteón rococó. Tu recuerdo
  • José Alfredo Jiménez. El hijo del pueblo
  • Miguel Aceves Mejía. Caminos de Guanajuato
  • Jorge Fernández. Guitarras de media noche
  • Liber Terán. El perro negro
  • Los ángeles negros. Serenata sin luna
  • Chavela Vargas. Amanecí en tus brazos
Randall Zúñiga — Es periodista, cronista y poeta, aunque él no lo reconoce. Se le puede leer en revistas de arquitectura y diseño por aquí y por allá y periódicos de vez en cuando. Es programador de Radio Nacional de Costa Rica y conduce y produce el programa Latido América, que se transmite en Radio Nacional, Radio U y Radio870UCR. De él, nos dice: "Tenía un gato que se llamaba Fausto y ahora solo me queda el astigmatismo, la miopía, una colección de LPs y el gusto de desvelarme viendo llover en Coronado".