Imagen de Anónimo

Login


La muerte también tiene su lado bueno

Blog de la comunidad

Las opiniones emitidas en este blog pertenecen a su autor y son independientes del contenido editorial de 89decibeles.

Salimos de San José rumbo a Tilarán, Guanacaste, a las 11:1o am. Fueron tres horas de viaje eternas.

En el camino iba tranquila, coreando las canciones de Malpaís y Perro Zompopo. Creo que aún no había caído en la realidad.

Geovannie, mi hermano del medio, manejaba el carro, y en cinco ocasiones dijo; “que largo este viaje”. Nunca lo había escuchado decirlo.

Lluvia con sol, típico de Tilarán. La calle que da al frente de la casa de mis abuelos estaba llena con los carros de mis tíos, son once hermanos. Toda la familia Varela Mora estaba reunida en ese hogar. Solo cuando un familiar se va a morir, se juntan todos.

Jamás había visto a mi abuelo sin esa luz en los ojos que lo caracterizaba, sin música.

Le doy tres besos en su mejilla, él me da las gracias. Su cuarto nunca pasó vacío durante esos cuatro días de marzo. Me acuesto a su lado, y observo su cuerpo, sumamente delgado.

“Gracias por cuidar de todos tus hijos, por hacernos hombres y mujeres de bien. Gracias papá”, le dice entre lágrimas y apretones mi tío Albam a abuelo Hugo.

Me retito al baño a llorar, no quiero que mi Gran Pez (como le llamo a mi abuelo) me vea llorar. En el cuarto de Hugo todo es llanto y despedida, pero afuera, es una reunión familiar, hay risas y anécdotas.

Todos están como locos por Mathew, el hijo de dos años de mi prima Dannia. Es un niño hermoso, y pasa sonriendo todo el rato. Eso era lo que necesitábamos en ese momento, alegría.

“Anna, hay picadillo, venga para darle un gallito”, me dice mi abuela, y en eso pasa todo el día, atendiendo a sus hijos y a sus nietos.

Yo no podría soportar el perder al amor de mi vida, luego de once hijos juntos, y a menos de tres meses de cumplir los 60 años de matrimonio. Solo Dios le da las fuerzas necesarias a mi abuela.

A las seis de la tarde, del caluroso jueves, llegó una amiga de la familia, Maureen Ugalde.

-Don Hugo, ¿quiere que le cante?

-Sí- dijo abuelo con su voz débil.

La habitación de abuelo se llenó de música y los acordes de la guitarra. La guitarra, la amante de Hugo.

Con las pocas fuerzas que tenía el “Gran Pez”, pero sobre todo con amor, agarró la guitarra y tocó su canción favorita de la Comunidad Catecomunal; Un retoño brota del tronco de Jesé. Maureen lo acompañó con la letra.

Es la tarde del viernes 23 de marzo, abuela Dora le agarra el brazo a Abuelo, y se queda contemplándolo, una lágrima recorre su mejilla, abuelo tose. Ella es valiente, se queda a la par de su amado.

Cuando llegue en la mañana, lo primero que hice fue darle un beso en su frente, el me vuelve a ver, me observa por cinco segundos, y vuelve a cerrar sus ojos.

A la mayoría de sus hijos y a unos cuantos nietos les ha dicho las últimas palabras de bien, los ha catecomunizado. A mí no me ha dicho nada, sigo esperando su historia, esa que me dejará antes de que se vuelva luz. Nunca me la dijo, porque no pude llegar a tiempo el domingo.

Su salmo favorito es el uno, se lo leo, me vuelve a dar las gracias. “Es como un árbol plantado junto a una corriente de agua, que da a su tiempo el fruto, y jamás se angustia su follaje, todo lo que hace sale bien”.

-Iris, ¿a qué hora llega Iris?- Abuelo está esperando a Iris Flores, una amiga enfermera que lo atendió durante toda la enfermedad. Pensaba que apenas llegara ella, abuelo iba a morir, ya que se pasó toda el viernes preguntando por Flores. No fue así, sobrevivió ese día.

-Papito, ya descanse, acá estamos Annita y yo cuidándolo, duerma papito- le dice mi tía Iris a abuelo, mientras las lágrimas recorren su fino rostros. Lloro un poco, pero trato de contenerme, no quiero que mi Gran Pez me vea llorar, solo quiero que vea mi sonrisa.

Mis abuelos fueron los que fundaron el grupo de la tercera edad en Tilarán, El Edén, así se llaman. A lo largo del tiempo desde que se creó han muerto once integrantes, pero no pensaba que alguno de mis seres bellos iban a ser parte de esa cifra pronto.

Tío Bernies se asoma desde la puerta, desde ahí llora. Dice que no quiere entrar, porque si no se “ataca a llorar”.

Parezco su perrito guardián, sentada a la orilla de su cama, viéndolos a todos despedirse de él, anotando cada momento en mi libreta, besándolo.

Mi mamá y mi prima Andrea se abrazan mientras lloran en la cocina, tratan de buscar consuelo en cada una. Yo las observo y les digo que aún no va a morir.

Iris Flores llegó a las 6:15 pm. Abuelo la ve y sonríe. “Ahora si voy a poder comer”, dice, ya que tiene dos días de no hacerlo, no porque no quiera, sino porque no puede. La enfermera le pone un suero, y le da unas pastillas.

El cuarto se convirtió en minutos en una pequeña sala de hospital.

Me fui de la casa de mis abuelos a las 7:05 pm, ya que al otro día tenía que madrugar para devolverme a San José, tenía examen en la Universidad. No hubiera ido, ya que ese día abuelo se despidió de sus nietos.

Mi papá me llama en la noche, y me dice que abuelo está bien, que esté tranquila, que no me preocupe.

 

***

El Domingo me desperté a las nueve de la mañana, para poder ir al Festival Imperial, había estado esperando este día por más de un mes, deseaba tanto poder ir a ver a Björk. Dos horas después, llegué a La Guácima.

Mi mamá me había mandado un mensaje, haciéndome saber que abuelo estaba agonizando, que solo estaba esperando a su hija mayor, Sara, para poder “irse con el Padre”.

A las 9: 55 am murió el mágico Hugo, pero yo me di cuenta sino hasta las dos de la tarde, todos pensaban que ya yo sabía.

-Anna, mañana el funeral es en la mañana.
-¿Cómo, ya murió?
-Sí mi amor, ¿no sabía?
-No.

Mis hermanos se habían ido para Tilarán al medio día, yo les dije que yo me iba después en bus, que necesitaba desahogarme, necesitaba bailar.

Mi abuelo había muerto, y yo estaba en una fiesta musical, no sabía qué hacer.

Lloré.

Me pinté en mi rostro una gran sonrisa, en todo momento hay que sonreír.

El baile es mi antídoto ante todo dolor. Hay un grupo musical costarricense, Sonámbulo, que cada vez que me siento mal, trato de ir a un concierto de ellos. Gracias a Dios ellos estaban en el Festival Imperial. Ahí descargué toda mi frustración.

Sonámbulo empezó el concierto con "Juana", mis pies se empezaron a mover, cerré los ojos, y por mi mente pasaban los grandes momentos que viví con mi abuelo. Gritaba, y coreaba las canciones. Sentía la música, sentía a mi abuelo tocando la guitarra.

A que le teme tu corazón, si no hay nada que temer el día de hoy”, decía una canción de los sonámbulos, abrí los ojos, lloré, volví a ver a mí alrededor, los cuerpos seguían bailando, los artistas seguían adueñándose de la tarima. La vida seguía, abuelo estaba ya en el cielo, en paz, tranquilo hecho luz. Así es el ciclo de la vida.

El baile y la escritura siempre han sido mi antídoto contra el dolor.

Seguí bailando, para así sudar el dolor, y expulsar todos los males, le dediqué el concierto a mi Gran Pez, y sé que él lo disfruto, ya que siempre le encantó el baile.

Tomé un bus a Guanacaste a las 5:30 pm ese mismo día.

Me puse un pañuelo en mi rostro, lloraba, quería un abrazo de mi mamá. Lloraba más. Empecé a escribir esta crónica, y con cada palabra, una lágrima.

La casa mi Tito Hugo, como le decía el nieto menor, Matti, estaba repleta, no cabía nadie. Me estrese, empecé a llorar, y pedía a gritos a mi mamá. El cuerpo de mi abuelo reposaba en la sala.

El calor se tornaba algo insoportable dentro de la Catedral de Tilarán. Faltaban diez minutos para las dos de la tarde, una pareja de pericos hacían fiesta en la Iglesia. Primera vez que se meten pericos a este recinto.

El lugar estaba lleno, familia y amigos llenaron lo llenaron. El amor se podía sentir.

Los del grupo de la tercera edad se turnaban para cuidar el cuerpo. Algo hermoso.

Y no podía faltar un borracho en una vela.

Lloro de la felicidad, no hay lugar para el dolor.

“No hay que llorar, esto hay que celebrarlo, Hugo ha vuelto a la casa del Señor. Él siempre creyó en la vida eterna, así que está feliz. No hay que llorar, celebramos”, dijo mi abuela a todos los presentes que llenaron la Iglesia. Que fuerte que es esta señora de más de setenta años.

A las cuatro de la tarde ya estaba el cuerpo de mi abuelo sepultado. Como el cemento estaba fresco, mi mamá decidió colocar su huella en la tumba, yo puse “Música por siempre”, tía Iris puse un Te Amo, mi otra tía, Hilda, puso su nombre.

“Cuando le pida algo a papá, le voy a decir, acuérdate que te dejé mi huella en la tumba para que me protegieras”, le dijo mi madre a mi prima menor, Isabel, mientras esta no paraba de llorar. “Isa, haga algo loco, que no le importé lo que piensen los demás, ¡pero haga algo loco!”, le aconsejaba mami a la niña.

Abrazo a mi mamá, le doy un gran beso. El viejo ya se había ido, pero yo tenía que ser fuerte para proteger a mi mamá.

La muerte también tiene su lado bueno, reúne a la familia, la junta, y le da paz al difunto.

La muerte también tiene su lado bueno.

Etiquetas:
4911 lecturas

15 comentarios

 

Crying or Very sad Qué intenso, gracias por compartirlo.

 

¡Basurita en el ojo!

Imagen de Larva Salvaje
Desconectado
Empezó: 16 Dic 2011
Karma: 2498

¡Muchas gracias! Very Happy

Imagen de AnnaMV
Desconectado
Empezó: 30 Mar 2012
Karma: 34

No me imagino cuando mi abuelita muera, ha vivido a la par mía siempre, simplemente no puedo imaginarlo... 

Imagen de Larva Salvaje
Desconectado
Empezó: 16 Dic 2011
Karma: 2498

Sí, es difícil de imaginar. Uno sabe que eso va a suceder, pero cuando llega el momento, por más que uno lo sepa, no se está preparado. Y más porque los abuelos son los que más nos "chinean", son nuestros sabios. Pero disfrute a su abuelita, ¡mucho!

Imagen de AnnaMV
Desconectado
Empezó: 30 Mar 2012
Karma: 34

hace poco perdi un familiar, al principio, cuesta caer en la realidad del momento. es como si fuera un sueño, simplemente crees que no esta pasando o es algo temporal. la solucion es despertar. pero no, te das cuenta del desarrollo de los acontecimientos, ves a tu familia, a los amigos, ves el ataud rodeado de flores, y si, con una cachetada caes en la realidad que esa persona, ya no esta. en ese momento recuerdas cosas que pasaron hace muchos años. escuchas su voz., y no queda mas que llorar. viene entonces el "si hubiera", y por mas buenos que somos, siempre hay un "si hubiera". 

algo que me dijeron estos dias, y la verdad me ayudo demasiado, es que "nuestros muertos viven con nosotros, en el recuerdo, nos acompañan dia a dia, y mueren con nosotros". nada mas cierto, y en fin, a veces pasan años sin que la muerte llegue a nuestro circulo, pero cuando llega, en verdad no se esta preparado. 

pero en fin, ese es nuestro destino. nada tenemos mas asegurado que nuestro propio fin. y asi de efimera es la vida. 

 

saludos a todos

Fer
Imagen de Fer
Desconectado
Empezó: 8 Jul 2008
Karma: 748

Esa misma semana, fallecio mi papa, entiendo tu sentimiento en esta etapa, uno jamas se lo espera, aveces piensas que eso solo a otros les pasa, pero cuando te toca, el mundo por un largo rato se torna muy diferente y cambia de color, con el tiempo lo aceptas y sigues adelante, pero siempre es algo que te trae nostalgia, siempre quedan cosas que no se pudieron decir o realizar y esas cosas se quedan en tu cabeza dando vueltas no se por cuanto tiempo...quiza hasta el tan esperado reencuentro el cual no estoy seguro de que exista realmente, gracias por compartir tu experiencia!!!

Imagen de gomeug
Desconectado
Empezó: 3 Mar 2011
Karma: 9

El "si hubiera" es algo que está siempre ahí, más que todo en los primeros meses. Sabemos que van a morir (que vamos a morir), pero a veces no aprovechamos ese tiempo con ellos. 

Ellos están con nosotros, por supestos, son nuestros ángeles, que bonito esto.

Imagen de AnnaMV
Desconectado
Empezó: 30 Mar 2012
Karma: 34

 

Gomeug, lameno lo de su papá, le mando muchas bendiciones y fuerzas.

Gracias a usted también por compartir la suya. Un abrazo!

Imagen de AnnaMV
Desconectado
Empezó: 30 Mar 2012
Karma: 34

Que buen aliado es escribir, y así poder externar sentimientos, ya sean de dolor , reflexiones, alegría,esperiencias, que nos ayudarán a crecer como mejores personas, en fin lo más importante es la ayuda mutua que a la vez  se pueda dar unos a otros, independientemente  de donde nos encontremos,goegráficamente, o condición actual, a veces lo que se necesita es una palabra para seguir el día, o para cambiar la forma de pensar y hasta de sentir, a través de compartir estas situaciones.

Imagen de vitivm
Desconectado
Empezó: 30 Abr 2012
Karma: 2

Hermosa la nota, tal como dijo larva al principio es intensa.

 

Las condolencias del caso para su abuelo por supuesto, y lo que puedo añadir es que ante el hecho de que todos vamos a morir, que la muerte es lo mas equitativo de la vida, que hasta ahora no hay manera de eludirla y que es lo único que todos tenemos fijo...pues sinceramente envidio a su abuelo, morir rodeado de familia, lucido y conciente hasta un punto, hacer lo que le gusta, recibir y dar amor....no puedo imaginar una forma mas hermosa de morir.

Imagen de luisesteban
Desconectado
Empezó: 20 Jun 2008
Karma: 7479

Me encanto el texto, cada palabra que escribio la senti en lo mas profundo, me saco las lagrimas.

 

Imagen de Fantomas
Desconectado
Empezó: 12 Mar 2010
Karma: 3946

me gusto la lectura....buenas noches.

Imagen de 7cueros
Desconectado
Empezó: 19 Jul 2008
Karma: 5385

No me lo esperaba, uno entra aquí y BUM se lleva sorpresas. 

Tuve que parar lo que estaba haciendo por un buen rato porque a la mitad del texto ya tenía lagrimas en los ojos y estaba recordando con viveza lo que pasó cuando murió mi abuelo.

Fue bastante parecido, a mi abuelo le diagnosticaron cancer en el higado en fase terminal mientras yo estaba con mis papás y mis hermanas en un viaje a mexico. Fue una experiencia muy triste llegar de viaje y ver a mi abuelo sin poder caminar, cuando antes de montarme en el avion el me habia dado un abrazo fuerte y enérgico.

El hecho de que lo diagnosticaran antes si nos dio un tiempo de preparación y pudo haber sido como en su caso, que lindo tanto amor! En mi caso los tres hijos de mi abuelo, mi mamá, y mis dos tíos, no supieron manejar la situación. Mis tíos querían dormir a mi abuelo, y mi madre no quiso, dijo que tal acción atentaba contra la vida y contra Dios. Los que pasó es que tuvieron una enorme pelea de corte religioso, ellos ateos aguerridos, ella cristiana fiel, pero todos tercos y necios, en mi opinión, insultos y exorcismos volaron, todo a oidos de su padre. La muerte de padre, mi abuelo, dividió toda mi familia más cercana, y han pasado dos años en los que no ha existido un cambio en la situación.

Como quisiera haber sentido ese amor que usted pudo vivir, espero que entienda lo dichosa que es! Igual gracias por compartir esto, es bastante duro, pero se lo agradezco con el alma.

Imagen de CHAN
Desconectado
Empezó: 25 Feb 2012
Karma: 173

Chan, AGRADECIDA, no basta para decirle lo que siento por sus palabras.

Mi mamá, se mete a cada rato,a leerlo esto una y otra vez, y ayer llegué a visitarla, y me dijo: "Anna, ¿ya leyó el comentario 13?" Y yo, no mami, no me he podido meter. Así que me empezó a relatar su comentario, y decía lo fuerte que havía sido para su familia, y para usted Chan. Y al finalizar me dijo, "este comentario me hizo ver lo bendicida que estoy, y está mi familia, no todos corremos con la misma suerte".

¡A usted las gracias!

Y también, siento mucho lo de su abuelo. Solo puedo decirle, que Dios lo bendiga, y a su familia también, tanto madre como tíos, y espero que esta relación se pueda arreglar.

Un abrazo Smile

Imagen de AnnaMV
Desconectado
Empezó: 30 Mar 2012
Karma: 34

Wow!!! Hasta ahora me encontre con esto... Hermoso, REAL y dificil... asi es la vida Smile ... me trajo muchos recuerdos de cuando mami se nos fue... y del Festival Imperial y como la musica puede hacer magia en nuestra vida y en nuestros momentos mas dificiles...     GRACIAS por compartir...

Imagen de topiux
Desconectado
Empezó: 2 Abr 2009
Karma: 371