Imagen de Anónimo

Login


Soundgarden: King Animal

Blog de la comunidad

Las opiniones emitidas en este blog pertenecen a su autor y son independientes del contenido editorial de 89decibeles.

17 años después... Soundgarden está de vuelta.

Más de tres lustros han pasado desde Down on the Upside y casi una cédula después Soundgarden finalmente regresa con King Animal, del cual habíamos escuchado hasta ahora el sencillo "Been Away Too Long" y el tema "Non-State Actor", que la propia banda subió recientemente a la web. Dejando por fuera estos dos temas nuestra única referencia del nuevo sonido de la banda hasta ahora había sido "Live to Rise", tema que disfrutamos en el soundtrack de Avengers.

Como era de esperar, las primeras impresiones a partir de estos tres gajos, dividieron criterios. Pero ya como un todo, ¿qué ofrece el comeback de Soundgarden? ¿Tomadura de pelo o sabor a la gloria de antaño? ¿Sonido oxidado o golpe de relevancia en pleno 2012? Demos un repaso, tema por tema y averiguémoslo.

1- Been Away Too Long

De este sencillo ya se habló en el sitio con anterioridad. Su título es muy adecuado tomando en cuenta que sirvió para reiniciar la carrera de la banda... y ni que decir de la letra “No one knows or hates me, I’ve been away for too long".

La pieza retoma el sonido al que nos tiene acostumbrados el grupo (aunque algunos dicen que suena demasiado sobremezclado y limpio, pero vamos, no es 1995). Su riff principal de guitarra es una excelente manera para abrir el álbum, mientras Chris Cornell demuestra que aún 16 años después puede gritar como en sus mejores días.

2- Non-State Actor

Esta canción es la oportunidad perfecta para que Kim Thayil se luzca con sus particulares riffs. El tema ha sido calificado como el más melódico del álbum, su ritmo es muy contagioso.

3- By Crooked Steps

De este tema también habíamos escuchado un adelanto previo. En la versión final, escuchamos a Cornell cantando sobre las adicciones. En este momento se crea una pausa y se frena a la fuerza que traía el disco en sus dos primeras canciones. El sonido fusiona el Grunge con Hard Rock de una manera que solo Soundgarden podría hacerlo.

4- A Thousand Days Before

Acá nos encontramos con un sonido muy parecido al inicio de "Down On The Upside", pero un poco más acelerado. La guitarra de Thayil presenta claras influencias orientales hipnóticas, cuando desaparece por un momento, abre espacio para la voz de Chris; mientras Matt Cameron se luce con una batería llena de fuerza para, finalmente, llegar al climax de la canción.

Una de las perlas del álbum.

5- Blood On the Valley Floor

Cornell dice presente una vez más con tintes vocales que recuerdan a "Rusty Cage". Esta es una canción lenta y sucia que Kim Thayil describe de la siguiente manera: "es un tema que demuestra que aún somos un grupo de rock, que seguimos siendo pesados y algo raros". 

6-Bones of Birds

Este tema, que ya había salido como adelanto, podría perfectamente haber entrado en el Superunknown, pues combina la melancolía de "Fell on Black Days" con el ritmo de "The Day I Tried to Live", mientras que la participación de Cornell remite a sus días en Audioslave.

A pesar de no ser la mejor canción del álbum, detona un sentimiento emotivo al tocar la temática de la pérdida inevitable de la inocencia en la transición de niños a adultos. Se escucha también como un lamento de un padre que va perdiendo poco a poco a sus hijos.

7- Taree

Junto con "Bones of Birds" y "A Thousand Days Before" sirve como una pausa que ayuda en la transición a la segunda mitad del disco (la más reseñable).

Se nota que Cornell quiere retomar el protagonismo con esta canción. En la letra encontramos más referencias a huesos. 

8 - Attrition

En este punto, el álbum retoma la fuerza que había dejado de lado con una guitarra llena de energía y rock & roll que se hace acompañar por el bajo de Ben Shephard. Aparece también la voz de Cornell, además de panderetas y coros inesperados que aportan energía e invitan a levantarse de la silla para unirse a la banda con una guitarra de aire. Recuerda mucho a “Bleed Together” del disco A-sides.

9- Black Saturday

Los cambios de ritmo continúan con una canción que presenta una guitarra acústica que apunta a sonidos del Oeste, mientras Cornell y su interpretación llena de tintes nasales brindan aún mas personalidad al tema. Nuevamente escuchamos a Shepherd haciendo voces de acompañamiento, en esta composición agradable al oído que recuerda algunos momentos del Badmotorfinger.

Tomen en cuenta que este mpunto del disco puede ser difícil de digerir y hace falta darle play más de una vez para comprenderlo por completo.

10-Halfway There

Los primeros 3 segundos sugieren agresividad; sin embargo, "Halfway There" engaña y se convierte poco a poco en la balada indispensable del disco. Sus cambios repentinos a la guitarra acústica recuerdan mucho a los que escuchamos en "Blow Up the Outside World, dejando de lado el tempo lento y la oscuridad. Esta es una canción que dispara un aura de positivismo y tranquilidad, una invitación a seguir adelante (“Should the good life be so hard won?”).

11- Worse Dreams

Las esperadas referencias a los perros llegan, finalmente, en "Worse Dreams" (recordemos que es un tema recurrente en los álbumes de Soundgarden).

Acá se cede el protagonismo al bajo ondulante de Ben Shepherd y, en los momentos en que la guitarra toma fuerza, a la voz de Cornell. Cerca del final se empiezan a notar algunos matices psicodélicos, mientras Cameron acompaña con fuerza a una guitarra desordenada (esto no quiere decir que suene mal).

Una canción que entretiene, pero no atrapa.

12-Eyelid’s Mouth

"Eyelid's Mouth" trae de vuelta los riffs fúnebres que escuchamos en “Louder Than Love”. Con el protagonismo repartido entre todos los integrantes de la banda, Soundgarden recuerda una vez más que son los mismos de hace veintitrés años, que aún no han envejecido.

Con este ritmo pegajoso nos vamos acercando al final del álbum, mientras la voz áspera de Cornell pregunta: “Who let the water run down?

13-Rowing

"Rowing" brinda un cierre meditativo a tres voces (si el oído no me falla), con un bajo casi imperceptible, un ciclo de tambores y riffs intermitentes. Cornell y Thayil se encienden poco a poco hacia la mitad de la canción, esta fuerza da paso a una batería pesada, para luego regresar al inicio y diluirse en un fade-out final.

Personalmente, uno de los temas que más se disfrutan.

En resumen...

King Animal es un disco que nos trae de todo un poco: un par de temas rápidos y rockeros, una balada, un par de medios tiempos y otro par de cortes que parecen más bien jams de sesión.

¿Valió la pena la espera?

La respuesta a esta pregunta la tiene cada uno de los seguidores. Personalmente, considero que después de dieciséis años la banda sigue manteniendo su fuerza y energía; sin embargo, por momentos queda debiendo un poco.

Es un buen segundo arranque para la agrupación. Los seguidores no quedarán decepcionados a pesar de que algunos esperaban un disco más explosivo después de los avances iniciales. Luego de escuchar el material, es imposible decir que la banda se encuentra cerca del ocaso de su carrera; todo lo contrario, demuestran que vienen con mucho impulso y ganas de hacer bien las cosas, cumpliendo con lo que dijo Cornell en algún momento: "no es el sonido Soungarden de los 90's, hay un poco de eso, si, pero nuestra música sigue la evolución natural que empezó con nuestro último álbum".

Por acá pueden escuchar el disco completo:

2577 lecturas

4 comentarios

Me gustó un montón el disco! La reseña muy bien también. La verdad no me lo esperaba, los regresos siempre son una basura, pero este está muy decente :')

Imagen de Tarrito91
Desconectado
Empezó: 23 Feb 2012
Karma: 66

Qué bueno sería que alguien los trajera al país.

Imagen de Número Uno
Desconectado
Empezó: 13 Mayo 2011
Karma: 526

Procedo a escuchar espero no compararlo con los fantasmas del Badmotorfinger

Imagen de Molina
Desconectado
Empezó: 25 Jun 2008
Karma: 4625

Lo escuché la primera vez y me gustó. Me parece que debo de digerirlo más. Buena reseña flako.

Imagen de daser
Desconectado
Empezó: 3 Jun 2009
Karma: 2994