Login

Imagen de Anónimo

Latido América #90: Serrat y Sabina, latinoamericanos

América y España: dos pájaros de un tiro.

Además de musicalizar a sus compatriotas -los poetas Antonio Machado, Miguel Hernández, Luis Cernuda, León Felipe o Federico García Lorca-, el catalán Joan Manuel Serrat ha compuesto música y prestado su voz a versos del nicaragüense Ernesto Cardenal, el chileno Pablo Neruda o los uruguayos Eduardo Galeano y Mario Benedetti –este último en un disco completo, titulado El sur también existe-.

Por su parte, Joaquín Sabina -más importante aún que hacer un gran disco a cuatro manos y dos voces con Fito Páez (Enemigos íntimos)- ha rendido homenaje a íconos populares como la chilena Violeta Parra o la ticomexicana Chavela Vargas –y se ha enamorado de la Viridiana mexicana, la Rosa de Lima peruana, o la argentina Paula, hincha de Boca-.

La visita de ambos en este noviembre es la mejor excusa para escuchar a América interpretada por estos dos españoles, y a América entera sacándolos a bailar.

Serrat: dictadura y poetas

Como varias generaciones de americanos durante los setentas y ochentas, Sabina y Serrat vivieron una dictadura en su país que condicionaba su obra a rimar con el régimen o ser censurada.

Ambos, de tanto patear con la izquierda, fueron empujados a refugiarse fuera de su país para no caer presos por sus ideas.

Serrat, por ejemplo, reivindicaba el idioma catalán mientras Franco mandaba a traducir todas las películas al español. Y aunque nunca ha dejado de cantar en catalán, el barcelonés ha conseguido su público mayor gracias al bilingüismo.

Sus discos dedicados a Antonio Machado y Miguel Hernández hicieron eco en las entrañas de América. La dictadura franquista también hacía mella en la obra de poetas como César Vallejo –acordémonos de España, aparta de mí este cáliz- o Pablo Neruda. Las coincidencias hacían ver la lucha, las múltiples luchas, como una sola. De ahí que el movimiento de la nova canço catalana y la nueva canción chilena, la trova cubana o la Música Popular Brasileña (MPB), fuesen ramas del mismo árbol.

Con los años, veríamos a Serrat apoyando a Salvador Allende en el Festival de Viña del Mar (1971) o recorriendo México en bus, como cuenta la leyenda, temeroso de caer preso al regresar a España. Luego vendrían discos enteros dedicados a América, como El Sur también existe (a partir de poemas de Mario Benedetti) o Cansiones (2000) (así, con S, como lo pronunciamos por acá; recopilaba “cansiones” populares de José Alfredo Jiménez, Simón Díaz, Víctor Jara o Violeta Parra).

Sabina: mujeres y puertos

Fue a inicios de los 90 cuando Joaquín Sabina empezaría ese pasional romance con América y su música (y sus mujeres). Sus primeros discos estaban más influenciados por el rock inglés al que se acercó en su exilio y a la canción madrileña bohemia, junto a Javier Krahe (La Mandrágora), Lluis Llach, Paco Ibáñez, y luego Ana Belén y Miguel Ríos.

Para 1988 –sin aún asomo alguno de un bolero o una ranchera en su obra- aparece su primera gira por el continente. Luego vendrían colaboraciones con los argentinos Andrés Calamaro y Ariel Roth –radicados en España- y una gira con Los Rodríguez, la cual se acercaba a la rumba flamenca, el rock, la ranchera mexicana o el reggae jamaiquino, sin penas ni pudores.

La primera pieza de Sabina que tiende un puente entre España y América es la ranchera Y nos dieron las diez (Física y química, 1992), que habla de una gira del músico (¿sería la de 1988?) por un pueblo con puerto (¿Veracruz, acaso?).

Ya para 1994 aparecería el bolero Como un explorador y el homenaje a José Alfredo Jiménez y Chavela Vargas llamado Por el bulevar de los sueños rotos: era el disco Esta boca es mía, que incluía también una crítica a la xenofobia de los españoles por los “sudacas”, los chinos y los polacos, en el tema "La casa por la ventana", junto al cubano Pablo Milanés.

A partir de entonces aparecerían piezas dedicadas a rincones del continente, como Postal de La Habana, o dedicadas a mujeres peruanas, mexicanas, argentinas, cubanas… También aparecerían amagos que lo redimirían ante la vastedad del flamenco. El primero fue Ruido (también en Esta Boca es mía) y el más importante sigue siendo 19 días y 500 noches (del disco homónimo, de 1999).

La relación entre América y España pasa de la obviedad de los 520 años. Pasa de los nacionalismos de uno y otro lado del Atlántico, pasa de las fronteras que los puristas ensalzan.

La música, como puente, sigue vinculando ambos destinos. Pasados los cinco siglos y las dictaduras en uno y otro lado. España y América. Música e historia. Joaquín y Joan Manuel. Dos pájaros de un tiro.

PD: El programa inicia con Victor Victor a dúo con Serrat en la versión bachata de Lucía. Luego aparece el homenaje a la historia reciente cubana en "Postal de La Habana" (de Joaquín), la versión del tema "Vagabundear" (de Joan Manuel), a cargo del Septeto Nacional cubano, y Serrat pone música a versos de Eduardo Galeano (La mala racha).

Violeta Parra aparece tres veces: recordada en "Violetas para Violeta", de Sabina, su versión de "Mazúrquica Modérnica", y la versión de Joan para el disco Cansiones.

Luego aparece Chavela Vargas, tres veces, también: en "Por el bulevar de los sueños rotos" Sabina le rinde homenaje a ella y a José Alfredo Jiménez, y luego el tema "Un mundo raro", de José Alfredo, en versiones de Vargas y Serrat.

Amaury Pérez versiona "Es caprichoso el azar", de Joan, y Adriana Varela hace lo suyo con"Con la frente marchita", de Joaquín.

Cierra "Viridiana" -composición de Roth con coros de Calamaro y gritos de Alejandra Guzmán- a cargo de Sabina.

Randall Zúñiga — Es periodista, cronista y poeta, aunque él no lo reconoce. Se le puede leer en revistas de arquitectura y diseño por aquí y por allá y periódicos de vez en cuando. Es programador de Radio Nacional de Costa Rica y conduce y produce el programa Latido América, que se transmite en Radio Nacional, Radio U y Radio870UCR. De él, nos dice: "Tenía un gato que se llamaba Fausto y ahora solo me queda el astigmatismo, la miopía, una colección de LPs y el gusto de desvelarme viendo llover en Coronado".

2 comentarios

" ... y en el desván del alma de la gente, dormía Silvio soñando con serpientes.".

Especial de puta madre, un tributo recíproco de España a Lationamérica.

¡Saludos  maestros!

 

Imagen de Xvarria
Desconectado
Empezó: 7 Oct 2008
Karma: 1104

Los 49 minutos de duracion del programa valen oro, muy bueno!! te ganaste un escucha !! 

Imagen de GMA7CR
Desconectado
Empezó: 23 Sep 2012
Karma: 14