Imagen de Anónimo

Login


Acerca de la violencia de género

Según Wikipedia, la violencia de género es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género que impacta de manera negativa su identidad y bienestar social, físico o psicológico.

Amnistía internacional de Madrid resumió el tema de violencia de género e hizo una analogía con un iceberg. A mí parecer, ilustra muy bien el tema de violencia de género (ver imagen principal).

La violencia de género podemos dividirla en dos categorías: la visible y la invisible.

En la visible estarían los casos más evidentes. En esta categoría se incluye asesinato, agresión física, violaciones, abuso sexual, amenazas, gritos e insultos. La invisible, como su palabra lo dice, es menos tangible. Se puede subdividir en dos categorías según su forma: la violencia de género explícita y la violencia de género implícita.

Dentro de la categoría de violencia de género explícita están formas como: humillaciones, desprecios, culpabilización, chantaje emocional, negligencia, desvalorización. Dentro de la categoría de violencia de género implícita, están otras maneras de violencia como: el humor sexista, el control, la publicidad sexista, la invisibilización, el lenguaje sexista y la anulación.

A manera de resumen quiero rescatar varias cosas:

  • 1. La violencia de género es física y psicológica.
  • 2. La violencia de género se puede ejercer sobre cualquier persona (hombre o mujer)
  • 3. La violencia de género puede ser ejercida por cualquier persona (mujer u hombre)
  • 4. Los dos puntos anteriores, me llevan a estresar otro punto importante: es posible que una mujer la ejerza sobre otra mujer y un hombre sobre otro hombre.

Recientemente en Costa Rica han habido diversas noticias relacionadas con distintas formas de violencia de género. Por mencionar unas pocas:

  1. Durante el mundial pasado, algunos (y, tal vez, no podemos asumir que no algunas) a manera de celebración por los ganes de la sele hicieron en la casa “sopa de muñeca”. En esos días, fue triste y preocupante ver como incrementaban los casos de agresión doméstica.
  2. Hace unos meses, vimos la noticia de un feminicidio de una arquitecta hallada en el sexto piso del Mall San Pedro. Muchos difundimos la foto del principal sospechoso para que el crimen no quedara impune. Y nuevamente, se nos paró el pelo con el hecho de que una mujer joven y con un futuro adelante fuera asesinada.
  3. Pocos días atrás, el Financiero sacó la calculadora salarial y fue triste para muchas de nosotras descubrir, que con las mismas habilidades y preparación que los hombres, en promedio, las mujeres ganamos menos que los hombres.
  4. Una querida actriz costarricense, salió a correr y terminó en la delegación denunciando a un hombre por enseñarle fotos de su pene (o un pene).

Como para no cortarme la venas y ahuevarles el día, voy a mencionar algo positivo. Creo que es importante reconocer y aplaudir varias iniciativas. Voy a mencionar solo algunas pero de fijo existen muchas otras de las que no estoy consciente:

1. Rocío, quien me parece un modelo a seguir, denunció y nos contó por Facebook su experiencia. Yo espero que esto la convierta en un modelo a seguir para muchas mujeres. Insto a las mujeres a usar las herramientas a su disposición para defenderse: la denuncia, los celulares inteligentes y las redes sociales me parecen herramienta útiles.

2. Diego Delfino, ha empatizado mucho con nosotras las mujeres y viene trayendo el tema en su espacio que tiene entre 7 mil y 8 mil seguidores. Ojalá muchos otros hombres como él lo imiten.

3. Herramientas están siendo desarrolladas en el país para cuantificar y comprobar la discriminación que sufrimos las mujeres. La calculadora de salarios es la que se me viene a la mente en este momento, pero sé que, por ejemplo, la Fundación Acción Joven generó un video para crear conciencia del sexting.

Después de esa parte positiva dentro de la nota, vuelvo a las áreas de oportunidad. Si bien es cierto, o al menos yo considero, que las mujeres hemos venido progresando, los casos arriba mencionados (y muchos otros que por temas de espacio y tiempo dejo por fuera) son prueba de que hay aún mucho trabajo que hacer.

CREO que hay muchos casos de los que no estamos ni si quiera hablando del todo. Y considero que eso también es importante traerlo a la mesa. El humor, el lenguaje sexista y la publicidad constituyen violencia de género. Pueden parecer irrelevantes pero que van creando cultura.

También, quisiera resaltar nuevamente otra cosa, la violencia de género no se da solo de hombres hacia mujeres. Se puede dar de mujeres hacia los hombres también, de mujer a mujer, de hombre a hombre.

A veces, en Facebook veo como una mujer le dice a otra unas barbaridades horribles. Veo mujeres diciéndole a otras que no sean payasas que para qué denuncian, por ejemplo. Veo a hombres diciéndole a otros “nenita” por ser sensibles o “perras” por ser malos en algún deporte. Esos dos últimos ejemplos, son una ofensa para todas las mujeres porque se está subestimando con esas palabras a todo un género y también ofendiendo al hombre al que son dirigidas. Y bueno he visto como las mujeres cometemos violencia de género contras los hombres.

Yo no soy la excepción. Yo he cometido violencia de género contra mujeres al repetir un chiste machista o hacia hombres usando las palabras “no sea tan nena”. Creo que todos en este tema (o casi todos) debemos mejorar.

Finalmente, quisiera mencionar otra cosa. Hace unos días en el periódico The Economist, salió un artículo llamado “The Weaker Sex”. En este se hablaba de que las mujeres en muchos países están “rayando” a los hombres en su preparación académica. Me parece, que ese artículo, entre muchas otras cosas, nos muestra como el tema del sexismo afecta tanto a hombres como mujeres.

En el artículo se menciona que en diversos países los niños están quedándose rezagados por detrás de las niñas en el sistema educativo producto de una mentalidad de que no es “cool” ser inteligente. Es decir, la cultura machista que glorifica al fortachón, irresponsable, indisciplinado, perrazo e insensible está convirtiéndose en un problema para los hombres. Como estudiar, leer y hacer tareas es de perdedores, débiles, "nerds"... las mujeres están poco a poco estudiando más que los hombres. En una economía del conocimiento eso los pone en desventaja. En los países desarrollados, muchos de esos hombres que sufrieron presión social para ser “ganadores” por no estudiar, hoy en día no pueden encontrar empleo, por ejemplo.

Quisiera cerrar proponiendo varias cosas:

  1. Reconozcamos que el problema es amplio.
  2. Denunciemos.
  3. Utilicemos las armas a nuestra disposición para erradicar el problema.
  4. Aplaudámosle a quienes se ponen la camiseta a crear conciencia y a denunciar.
  5. Reconozcamos que es un problema de todos. Que todos podemos ser víctimas y todos podemos ser también agresores con nuestro lenguaje, humor o cosas más evidentes como golpes, gritos e insultos.
  6. Tratemos de cambiar: de erradicar estereotipos que tenemos en la cabeza, de cuidarnos con el vocabulario que usamos en persona y virtualmente, de cambiar los chistes de “¿cuántas neuronas tiene una mujer?” por uno de Pepito (¡que no sea machista!), no pongamos fotos de hombres o mujeres como si solo fueran objetos sexuales: eso se llama objetificación (y bueno queda como tema para otro post pero en resumen es malo).

De nuevo, si cambiamos la cultura nos beneficiamos todos y todas.

4 comentarios

También esto es culpa de las telenovelas que enseñan a las muchachas a buscar el príncipe azul cuando realmente el príncipe es un ogro.

Imagen de Lisa Simpson 1980
Desconectado
Empezó: 26 Nov 2013
Karma: 70

Gracias por comentar y ampliar el artículo Lisa! Wink

Las telenovelas son terribles. Fomentan una idea malísima: con amor yo lo puedo hacer cambiar. Así no funcionan las cosas, uno no cambia a nadie. Si alguien cambia es por su voluntad propia, no por una tercera persona por más que lo quiera. Entonces muchas mujeres se aguantan un montón de cosas para tratar de cambiar con su amor a su "galán" jeje. 

Una vez leí que muchas empleadas domésticas quedaban embarazadas de sus patrones, pero hasta ahí llegaba la similitud con la novela. El patrón obvio no deja a su familia y ellas se convierten en madres solteras y pobres.

Las películas de Disney viejas también fomentaban ideas malísimas. "El principe que salva a su princesa." "La vida gira en torno a una relación de pareja." Etc.

 

Imagen de svargas52
Desconectado
Empezó: 16 Feb 2015
Karma: 25

Violencia invisible? Muchos la vivimos en nuestros hogares y sin darnos cuenta haciéndonos de la vista gorda nos hacemos viejos hasta que ya es demasiado tarde para devolver el tiempo, cambiar las cosas, y tal vez haberle dado una mejor calidad de vida a esa persona que nos trajo al mundo.

Saludos

Imagen de Godinex
Desconectado
Empezó: 15 Dic 2009
Karma: 2798

Hey gracias por compartir este video. Ejemplifica muy bien el tema.

Imagen de svargas52
Desconectado
Empezó: 16 Feb 2015
Karma: 25