Imagen de Anónimo

Login


Bikepolo: Creando comunidad a través de la bicicleta

Hay deportes temerarios y bikepolo.

Es exactamente a lo que suena: gente en bicicletas jugando polo. Este maravilloso deporte lo conocí exactamente el día de mi cumpleños y desde entonces me volví adicta. Se requiere mucha técnica, balance y comunicación entre los 3 miembros de cada equipo.  No es sólo el adrenalinazo que se siente al jugar, si no toda la comunidad que se da cita dos o tres veces por semana para jugar.

Lo más interesante del bike polo es que no importa el nivel, todos siempre están invitados a jugar. En la comunidad donde yo empecé a jugar, (Gainesville, Florida) había novatos (como aquí su servidora) hasta gente que ha jugado en campeonatos norteamericanos.

Desde hace varios años decidí que la cleta iba a ser no sólo recreativa, sino también, mi medio de transporte. En lo personal, para mí no hay nada más liberador que un buen ride en bici (excepto si es invierno y no siento mis cachetes) pero tengo que aceptar que descubrir un deporte nuevo a través de algo que ya en sí es un deporte y tener los medios para practicarlo, es maravilloso. Básicamente se necesita una bici (dispuesta a llevarse sus buenos golpes) y un mallet.

El bike polo para mí era desconocido hasta hace menos de medio año, aunque al parecer fue inventado en Irlanda en el siglo antepasado, y hasta fue deporte de exhibición en las Olimpiadas de 1908. En fin, supongo que cada día se aprende algo nuevo.

Creo que lo más rescatable de haber empezado a jugar, ha sido la comunidad tan increíble que tuve el placer de ser parte. Oficialmente nos reunimos los martes y jueves por ahí de las 8.00pm y los domingos después del medio día, pero la verdad es que cualquier día es bueno para jugar.

La comunidad es diversa: chicos, chicas, queers, latinos, árabes, negros, blancos; gente que va desde los 16 hasta los 40 y tantos que todas las semanas se dan cita en el 5to piso de un parqueo para darle viaje. Yo tengo que admitir que a mí me entró la fiebre muy fuerte, y fácil podía quedarme jugando hasta las 3 de la mañana.

El juego

Pizza, cervezas, perros, fotos, bicis. En una buena noche pueden llegar más de 25 personas, La dinámica es sencilla: cada partido dura 12 minutos y se puede jugar cuantas veces se quiera. Los equipos se seleccionan aleatoriamente, cada jugador/a pone su mallet en el “cue” y se hacen grupos de tres. Entre las cosas que más me gustan de este deporte, es que es verdaderamente horizontal y promueve la equidad de género. Los equipos suelen ser mixtos, y no se permite de ninguna manera los comentarios sexistas. hasta existe una guía para ser mejores compañeros de equipo en canchas diversas. La integridad física de cada persona en la cancha se respeta, por lo que es pésimamente visto tratar de empujar o desbalancear a alguien. Ya de por sí, el bike polo es medio temerario como para que nos hagamos faltas los unos a los otros. Cada juego es verdaderamente intenso, he visto (y protagonizado) caídas bastante aparatosas, por lo que es ideal siempre usar equipo de protección: casco, rodilleras, pantorrillas, coderas. 

La comunidad es realmente fiebre del juego, y a través de ella he logrado crear conexiones fuertes con muchísima gente diversa que de otro modo no hubiera conocido. Un buen ejemplo, fue el día que saliendo de la casa de una amiga, pinché la llanta de mi bici y no andaba llave para sacar el aro o siquiera parches para arreglar el neumático. En segundos puse un mensaje en el grupo de facebook y sin mucho esperar dos o tres compitas se ofrecieron a darme una mano. En menos de media hora ya estaba andando de nuevo y lista para saltar a la cancha.

Llevo dos años fuera de Costa Rica, y por tanto no sé existe una “Liga Tica de Bike Polo” o algo por el estilo. De ser así ¿hace cuento? ¿donde juegan? Me encantaría cuando vuelva unirme  y si no… ¿que estamos esperando para armar una?

Video: yo siendo bombeta y hasta hablando en inglés 
Video: GoPro - Bike Polo en Tampa

Galería de fotos completa

Cristina Robles — Productora audiovisual y fotógrafa.Entre otras cosas, soy ñoña solapada y una ciclista urbana algo temeraria.  Portafolio Facebook Instagram Twitter
1464 lecturas